SEVILLA

17. dic., 2019

De vuelta a Madrid el Puente de Diciembre, paramos aquí a comer con nuestros amigos sevillanos. Está muy bien ubicado porque no hay que entrar en el centro de Sevilla. El local ocupa un edificio histórico del S. VXII (cortijo) que forma parte de la antigua finca de los Ybarra, muy bonito. A la entrada tiene una zona de barra con mesas y taburetes altos que la atraviesas para llegar al comedor. También dispone de un jardín precioso en verano con olivos donde cenamos hace muchos años. El comedor tiene unos techos abovedados altísimos, mesas de madera y estilo rústico/campestre. Para mí es un fallo que la mesa tenga servilleta de papel. Servicio muy eficaz y aconsejando bien. Carta extensa y completa, de esas cartas en las que todo te apetece. Cuenta con tapa, media ración, y ración completa de casi todos los platos. Pedimos unos entrantes: ensaladilla rusa (10€) que estaba muy buena; canelones de ternera, foie y Pedro Ximenez (14€) ¡¡¡espectaculares!!!, los mejores que he probado últimamente. Como platos principales pedimos: arroz de pollo, presa y langostinos que estaba mediocre, arroz pasado y pollo muy seco; paletilla de cordero que estaba rica aunque yo le pondría algo más de juguito y picaña (45€/kg) que estaba pasada y soltaba agua. De postre brownie sobre una crema de chocolate (7€) que estaba riquisima, mejor la crema que el brownie; mousse de queso con streussels (6€) que estaba flojilla porque apenas sabía a queso. Bebimos champán y yo mi copita de blanco de José Pariente que me encanta (los que me seguís sabéis que casi no bebo). Se aparca bien en la puerta, cierto es que había muy poca gente, pero sino, mas arriba d ela calle hay un aparcamiento de tierra. Paraíso de Santa Eufemia, 1 (Tomares, SEVILLA).

6/10  €/€€€€.     http://restaurantecasaalta.com/   -IG-

VIDEO