17. may., 2019

STRELKA (Moscú)

Fabulosa terraza a la que vinimos a comer. Está en un barrio muy "cool" y alternativo. Un barrio de ocio y arte. Aquí se encontraba hace años la fábrica de chocolate que ocupa los muelles del río Moscova que parece que los han recuperado para crear este barrio. Como decía chulísima terraza con unas maravillosas vistas a la Catedral del Cristo Salvador y al río. Hacía un día que parecía que estábamos en Ibiza más que en Rusia; la terracita había abierto su temporada hace dos días y aún estaban un poco perdidos con la carta porque era nueva; así que fue un poco lento el tema de tomar nota y el servicio en general. Pedimos: su típica sopa BORSCH de remolacha (7.14€) que a mí me encanta aunque esta era demasiado líquida; también un tartar de atún con tabbouleh y yogur (12.80€) original forma de servir el tartar un poco marroquí; Macceroncini con pato, lima y pistachos (10.71€) que estaba correcto, nada extraordinario; hummus de chorizo (10.70€) que estaba muy bueno; Spaguetti con pulpo, gambas y calamares (14.20€) que estaban ricos y unas costillas a la parrilla con champiñones a la miel y hierbas (22€) estaban buenas las costillas pero las hierbas muy pesadas de difícil digestión y recuerda que siempre tienes que pedir el pan, no te lo traen directamente, siempre "basket of bread" (3,60€) que lo trajeron con una mantequilla riquísima. Bersenevskaya Naberezhnaya, 14/5 (Moscú).

7/10 €/€€€€ http://strelka.com/ru/bar/?v=bar/  --

VIDEO