28. abr., 2018

☕️KATZ

Desayuno en este sitio muy americano, de desayunos americanos. Este sitio viene de N.York, allí está KATZ NY, que pertenece a la familia del dueño de este de Madrid que es un vecino de la zona que ha viajado mucho por el mundo con base en NY y de ahí que todo tenga este aire neoyorkino. El local es acogedor, muy pequeñito, apenas 5 mesas, pero las paredes pintadas en ese todo verde, el zócalo de madera, la barra y el barrio donde está le dan un aire muy agradable que invita a quedarte aquí con el ordenador o un libro. Los vasos de duralex (idénticos a los que tengo en la sierra jajaj) me chiflan, y los platos de la bollería también. La mesa sencilla sin mantel pero cuidada. El cuarto de baño es ideal, muy original con elementos antiguos de decoración. Hoy no había brunch porque es sólo los fines de semana, pero el desayuno es igualmente muy completo. Pedimos cada cosa suelta y nos montamos nuestro propio brunch: café (1,71€) si eres como yo de café caliente, ¡pídelo!, porque si no viene templado; croissant (2,70€) delicioso, de los mejores de Madrid, tortita (5,80€), sí, en singular porque viene una pero el tamaño es descomunal, viene sola sin nata, y con el sirope que elijas (yo maple syrup siempre), he de decir que me parece carísima la tortita, huevos a la plancha con tosta de tomate (2,90€) generosa tosta con trocitos de tomate y 2 huevos con forma de molde redondo muy original (me olvidé de hacer fotos porque justo coincidió cuando vino David y nos metimos en una larga conversación), pero mis huevos estaban pasados, la yema estaba seca y pedí que me los cambiaran, y sin ningún problema me los cambiaron; ¡una pena que no hagan benedictine!. Al tomate le eché aceite y, a pesar de ser virgen extra, es un aceite muy flojo sin sabor ni color, muy mejorable; huevos revueltos con bacon (2,90€) muy bien hecho el bacon, estaba muy bueno este plato; y zumo de mandarina y romero (2,27€) (embotellado), un sabor un poco raro. Les falta el tener zumos exprimidos naturales pero parece ser que justo están en ello y pronto los podrán ofrecer. También cuenta con un pequeño obrador un poco más debajo de la calle donde elaboran lo que te ponen en el desayuno y gran variedad de panes que también pueden ser sin gluten; los croissant son muy top y el pan de las tostas también. Fueron super amables y me regalaron un pan brioche (4,80€) que está extraordinario y bien de precio comparado con otros sitios, y un sandwich de pastrami (12.80€ medio/19.80€ entero) que también elaboran ellos artesanalmente como una de sus especialidades, que estaba muy bueno, el pan del bocata riquísimo, tipo chapata. Ofrecen una corta carta de comidas a base de producto de proximidad y tienes que ver en qué consiste el brunch de fin de semana que tiene un precio de 17,80€. Tiene una terracita con 2 mesas que es una buena alternativa al virus. Gabriel Lobo, 24-26.

6.5/10 €/€€€€ https://katzmadrid.com/ -IG-  VIDEO