ÚLTIMOS/PRÓXIMOS VISITADOS

17. nov., 2022

Vengo a cenar con mi "partner in crime" y me dejo llevar, tanto, tanto que ni siquiera miro la carta y me fío 100% de lo que ella pide que ya lo conoce; quizás debería haber mirado un poco porque hubo una cosa que yo no habría pedido, más que nada por su precio desorbitado; luego os cuento... El local es muy bonito con mucha lámpara de paja, paredes decoradas con simbología mexicana (maya), también mucha planta, barra central con una decoración que cuelga del techo que simula el mar. La mesa bien vestida con muchos cambios de plato y servilleta de tela bordada con una barracuda, pero ubicadas demasiado cerca. En cuanto al servicio, al llegar se te presenta tu camarero con su nombre y será quién te atienda toda la noche, a veces demasiado lento. Madrid tenía unos restaurantes mexicanos mediocres, empezaron a introducirse con el tex-mex, más tarde alguna taquería magnífica, pero sólo tacos. Todo cambió con la apertura de Punto MX de la mano de Roberto Ruiz que transformó los parámetros, la calidad y el servicio de los restaurantes mejicanos y que llegó a conseguir 1 estrella Michelín (estuve cenando una vez). Después de 8 años, en plena pandemia, Punto MX echó el cierre y -hace casi 2 años- Roberto abrió Barracuda, un proyecto centrado en la cocina del Pacífico, con una propuesta muy ligera, orientada al pescado y al marisco. Vamos con la cena: De aperitivo nos traen una Crema de jalapeños con totopos, es deliciosa pero pica tanto que no pudimos terminarla; nos invitaron a este aperitivo;  Pedimos Guacamole con langostinos enchipotlados (18€) (adobados con chile chipotle) que estaba muy rico, esos langostinos super sabrosos, viene en el clásico mortero de piedra súper pesado y acompañado de totopos; Vuelve la vida (19,80€) es un ceviche a base de pulpo, langostinos y vieira macerados en chile chiltepín, cilantro y lima, con tortillas tostadas de chile quemado (vienen 6), ¡estratosférico! ¡Soberbio! a pesar de lo picante que es, es tolerable y es deliciosa la mezcla; Taco pastor (17,10€) de cerdo ibérico, salsa chipotle y jardín de piña ¡soberbios! vienen 2 en la ración y las tortillas son blandas en este caso; Tuétano a la brasa con tostadas de atún rojo toreado (42,20€) este es un plato mar y tierra muy abundante; te traen el hueso con el tuétano en su interior, un cuenco con el atún rojo, y las tostas/tortillas (vienen 6) con aguacate, y un polvito negro que no sé qué es por encima; todo ello acompañado de emulsión de chile serrano muy picante; este es el plato que yo no habría pedido porque me parece una desproporción el precio que tiene, aunque está bueno, no se corresponde. De postre Torrija 3 leches (8,20€) que está muy jugosa y muy sabrosa ¡buen postre!. Toda la cena acompañada de una Michelada/Ojo Rojo (7,50€) ¡deliciosa! ¡refrescante!, elaborada con lima, sal de chiles, nuestro veneno, zumo de tomate, y cerveza Victoria; yo casi no bebo y no me gusta la cerveza, pero esto es como un zumo de tomate (que me encanta) y es brutal, te recomiendo 100%. que consultes la gran carta de cocktails y pidas alguno. Cuenta con una pequeña terraza ganada a la calzada de la calle. El aparcamiento resulta casi imposible, el parking más cercano el de Montalbán, pero es un parking que siempre está completo y eso que era un miércoles, también el restaurante estaba a tope. Por poner un pero, diría que me gustaría que hubiera más tortillas blandas, se me antojan demasiado pesadas las tostas duras. Valenzuela, 7.

7.5/10   €€/€€€€   https://barracudamx.es/   -IG-   VIDEO

15. nov., 2022

Última apertura del grupo cañadio, de la mano de Paco Quirós que, por cierto, ahí estaba el día que yo estuve. El local es el antiguo de la Vaca Argentina que ha estado muchos años cerrado. Magnífico local, muy grande y amueblado con líneas curvas, las mesas y banquitos curvos, mucha madera y enorme luminosidad ya que todas las paredes son de cristal. La barra central, también curva y a la vista. Me gustó mucho el local, es muy tranquilo y silencioso y las mesas tienen bastante separación entre ellas. La mesa de madera bien vestida, con caminos de mesa y servilleta de tela. El servicio muy muy profesional, increíble para el poco tiempo que llevan, pendientes de cada detalle. Será otro éxito, como todo lo que emprende este grupo. La carta muy en la línea de todos los demás con sus platos emblemáticos que no pueden faltar. ¡Ah por cierto! aunque no lo ponga en la carta, hay medias raciones de casi todo. Pedimos: Rabas (12€/media ración) que estaban tan ricas como siempre, perfectamente fritas; Croquetas de cocido (6,25€/media ración), vienen 4, ¡estratosféricas!, brutales, con una cremosidad deliciosa y un sabor a cocido ligero, no me gustan cuando son tan fuertes de sabor. Alcachofas a la plancha (18€) deliciosas, como siempre también; Ensaladilla rusa (8€/media) también buenísima; Buñuelos de bacalao (7,25€/media) con la perfección de la masa y la perfección de la fritura. De postre la famosa Tarta de queso (8,50€) que está muy rica pero a mí ya me aburre y pedí también el Flan de queso (7,50€) esperando que fuera como el de "la Primera" o "cañadio" pero no es igual, no está tan bueno... Copa de Vino blanco (4€) y un Agua con gas (3,20€) que me parece desorbitado. En resumen: ya sabes que comer en el Grupo Cañadío es acierto seguro, y en "las Marucas" (esta es la 3ª) además los precios son un poco más comedidos que en otros de su grupo. López de Hoyos, 42.

7.5/10   €/€€€€   https://restaurantelamaruca.com/   -IG-   VIDEO

14. nov., 2022

Cocina fusión Perú-Japón conocida con el nombre de Nikkei. Francamente me parece que es una fusión perfecta, que funciona muy bien en todos los platos, más que ninguna otra fusión; al menos a mí es una fusión que me apasiona. El nombre es muy ocurrente: PONJA es JAPON al revés. Pertenece al grupo QUISPE con otros restaurantes como "Sillao" y "Quispe", este último peruano 100%. El local es precioso, muy oscuro, todo en tonos negro y dorados que le da un aire lujoso. Nada más entrar se ubica la barra con varios puestos que también puedes reservar, y tras la barra, están ellos trabajando sin parar, elaborando el sushi al momento. La mesa preciosa igualmente en negros y dorados, con una buenísima luz directa perfecta para mis fotos, jajajaja. Sin mantel pero mesa de mármol lujosa y servilleta de tela. El servicio resultó muy muy lento al principio, se atascaron y tardaron mucho en traer la comida. Después ya mejoró pero hubo algún parón en algún plato; esto es mejorable. Era un lunes (sí abren los lunes) y estaba hasta arriba. Es un poco ruidoso sobre todo porque las mesas están muy pegadas y, si te tocan unos ruidosos al lado (como me pasó a mi), pues entonces ya.... Pero vamos con la comida que es riquísima: Cebiche clásico (22€) de corvina, con maiz y calabaza y típico saber cítrico ¡soberbio!; 2 Nigiri de atún con foie (5,50€/un.) a pesar de ser mar y montaña funciona muy bien y estaba muy rico, el arroz muy bien elaborado; Nigiri de Salmón noruego Aburi (3,50€/un.) ¡rico!; Nigiri de vieira trufada (5€/un) también muy buena la vieira con el polvito de trufa por encima; Nigiri perucho atún y ají (4.50€/un.) muy lograda la mezcla del ají que viene en forma de una cremita por encima del atún; Nigiri de panceta con reducción de ají panca (3€/un.), también con una cremita de ese ají amarillo que me rechifla; Maki de salmón achorao (12€/6 un.) ¡delicioso! con trocitos de salmón braseado encima y el alga en el interior del arroz; Katsu sando de cerdo (10€) si no sabéis lo que es, es una especie de sandwich -muy típico en Japón- con un trozo grueso de presa ibérica empanada en panko, aunque este tiene el toque nikkei al añadirle coleslaw y salsa de  mostaza y karashi a modo de gota por encima; estaba ¡estratosférico! y jugosísima la pieza de carne. Tsubasa Yaki (8€) son unas alitas de pollo deshuesadas que fue lo que menos me gustó de todo, porque al elaboración no me convenció demasiado (sensación de un poco crudo el pollo); Yakimeshi nikkei de panceta (18€) es un arroz con panceta que no me gustó tampoco demasiado, además de que tiene un precio desorbitado para lo que es, la panceta son como torreznos colocados encima del arroz y no me lo esperaba así; resulta muy pesado y seco. De postre Dorayaki con helado de Lúmula (6,50€), el dorayaki es lo que comía siempre Doraimon🤪, bollito redondo blando con el helado por encima que está muy bueno, lúmula es una fruta. En resumen: Tienen una carta muy extensa con una gran variedad de nigiris y makis con la fusión deliciosa. Otros platos que se salen de esta fusión no me parecieron tan logrados. Precios demasiado elevados. El parking más cercano está en la calle Piamonte. Almirante, 20.

7/10  €€/€€€€  https://www.ponjanikkei.es/es   -IG-    VIDEO

10. nov., 2022

Este sitio se trata de una taberna Atlántica; sí gallega para entendernos. Local muy informal todo mesas altas y taburetes y algún puesto en la barra; está muy chulo puesto, aspecto miuy claro, luminoso y limpio con gran ventanal dando a la calle. La carta es muy limitada pero todo muy rico y con gran producto: Berberechos, navajas, merluza, lubina, calamares, etc. Dividida en "origen atlántico" "cuanto más masa" "huerta de temporada" "granja ecológica" "Lambonadas"; cada apartado incluye 2-3 platos. La mesa bien vestida pero con servilleta de papel, normal tratándose de un casi bar. El servicio a cargo de una chica muy eficaz y también tuvimos oportunidad de ver a Mike al frente de todo con este proyecto que promete por lo bueno que está todo y la gran RCP. Fue una comida rápida y tampoco tuve oportunidad de probar muchas cosas; tendré que volver a probar esa tortilla que vi con una pinta magnífica y los sábados los callos. Pedimos para compartir como entrante un Brioche de calamares (7€/un.) del que repetimos de lo bueno que estaba y porque es un poco pequeño; el brioche es delicioso y viene inyectado con la tinta y los calamares en su interior. Como platos principales Merluza a la gallega 2.0 (18€), ¡estratosférica!, es una buena pieza de lomo hervida, pero con la ajada gallega en formato mayonesa junto a la merluza (mira las fotos/video), super original esta elaboración y absolutamente deliciosa, ¡gran calidad!; ahhhh la merluza viene acompañada por un montoncito de Tirabeques cortados en tiras muy finas y aderezados con un jugo de chili picante caramelizado ¡un espectáculo!; pienso que este plato debería ser un plato per sé incluido en el apartado de verduras. Albóndigas de cerdo con verduras de temporada (16€), estaban soberbias, suaves, esponjosas, con una salsa para mojar pan sin parar, ¡por cierto! el pan también buenísimo. Pedimos para acompañar unos pimientos asados, con velo de papada ibérica y emulsión de pimiento (16€) que estaban ¡Nivel Dios!, deliciosos también. Quisimos pedir de postre la versión de fresas con nata, que es un milhojas, pero no lo tenían, ¡qué pena!. En cuanto a la carta de vinos tienen algunas referencias de blancos y otros tintos, 11 referencias de cada. Yo pedí una copa de Godello (4€). También tienen unos barriles de cerveza de Estrella Galicia a la vista que decoran mucho el local. El parking más cercano está en ponzano. Bretón de los Herreros, 27.

8/10   €/€€€€  https://agarimomadrid.com/    -IG-   VIDEO

9. nov., 2022

Nueva apertura del otoño 2022. Es un bar en toda regla ya que el protagonista es la barra. Ofrece algunas mesas bajas pegadas a los ventanales y casi todas altas con taburete, más los puestos alrededor de la barra que es donde estuve yo. Me gusta el hecho de poder reservar en barra, me gusta la vida de barra para algo informal. La barra muy chula como las antiguas, de estaño.  Al fondo tiene una mesa de billar. La decoración es inexistente, tipo industrial, todo al aire, columnas de cemento sin recubrir, tubos vistos por los techos, y las clásicas botellas que adornan la barra. No es el clásico bar atiborrado de gente con el suelo lleno de palillos y servilletas de papel, ni el ritmo frenético de los bares españoles; digamos que es un bar "lujoso", tranquilo, sin bullicio y más silencioso de lo habitual; yo creo que funciona bien el aislante que tiene en los techos. Dentro de la barra también preparan cocktails. Si comes en las mesas te pondrán plato, vajilla, pero en barra todo viene servido en bandejitas de acero inoxidable. La carta escueta, unos 14 platos como para compartir y 3 platos que podrían llamarse "principales". De algunas cosas tienen medias raciones. También cuenta con una extensa carta de cocktails, varios jerez, palo cortado, vermut, y muchas referencias de vinos. Os cuento lo que comí: de aperitivo trajeron una bandejita de queso -yo diría que Tête Moine- por el tipo de corte de la máquina, en forma de flor; a mi #mencantaelqueso y este aperitivo me encantó; viene acompañado de unos picos, vulgares. Pedimos: una Gilda de anchoa, gordales y piparra (2,35€/un.) que estaba muy muy buena, cada día me gustan más las gildas; Ensaladilla rusa (8€/media ración) con un buen atún y a base de patata principalmente; estaba muy rica y la media ración es muy generosa; Anchoas con mantequilla ahumada y tostada (9,50€/media ración); están magníficas las anchoas, limpias, carnosas, y la mantequilla también deliciosa; la media ración son 4 anchoas con sus 4 tostadas, ¡abundante!; Corvina macerada y crema de ajillo (14€), lo sirven demasiado frío, tanto que no sabe a nada, podría ser corvina o panceta ibérica porque el frío se come el sabor; una pena porque es un plato bonito y bien resuelto; Pepito de solomillo de vaca vieja (12€), una lástima la carne -que debe ser buena- estaba como una suela, quizás también está cortada demasiado fina y ¡cuidado! viene con cebolla caramelizada que no lo avisan (para los cebolla haters). De postre Torrija (6€) que no vale nada y Tarta de queso (6€) que estaba muy buena. ¡ah! un detalle. Posterior a mi visita me hablaron por IG y me dijeron que no compartían mis stories porque "sólo compartimos imágenes sin música y que estéticamente vayan alineadas con nuestra imagen"; pues las había sin música y la estética de sus stories que vi, cuadra perfectamente con las mías; claramente les molestó lo de la carne; siento que las críticas -que yo considero constructiva para ellos- no las sepan aceptar.  RESUMEN: Están más ricas las raciones de compartir que los platos "fuertes" digamos. Me parece un error que no tengan pan, y los picos son muy vulgares; al menos, ya que no hay pan, yo pondría una variedad de picos y/o galletitas y tostas; los picos todos iguales resultan repetitivos con todos los platos. El parking más cercano es el de la misma calle num. 18.  Alburquerque, 14.

6.5/10  €/€€€€  https://www.bartrafalgar.es/   -IG-   VIDEO