18. sep., 2022

LE BISTROMAN ATELIER

Cena de 4 en este restaurante francés. El local es lo que fue “La candela Resto”, estrella michelín en el que estuve y cerró. El local es muy bonito, muy mejorado respecto a lo que era, muros de ladrillo visto, suelos de damero de mármol, bancos corridos de terciopelo, bonitas mesas, y muy agradable distribución: queda a la derecha, pegado a los ventanales, la sala y toda la zona izquierda (separada de la derecha por un muro con arcos de comunicación) queda para el paso de camareros, la cocina, la bodega, la barra, etc. (mira el video). La mesa muy bien vestida, mantel y servilleta estupendamente planchados, jarroncito con planta, copas y cubertería muy bonitos, cuchillito de mantequilla; ¡muy cuidada la mesa!. El servicio fue muy profesional. De aperitivo trajeron una mantequilla casera (que se vende si te la quieres llevar a casa), con un pan muy rico de dos tipos y unos buñuelos de queso delicioso. La carta no es muy extensa, y se basa lógicamente en la cocina francesa, incluyendo muchos de los clásicos como foies, pato, caracoles, sopa de cebolla, etc. y la mayoría de platos se pueden pedir en medias raciones. Cuentan con un menú degustación de 8 pases por 110€. Y también ofrecen un servicio a domicilio que incluye una selección de platos de su carta con un pedido mínimo de 100€. Pedimos unos entrantes a compartir ½ Foie Gras casero de pato con guarnición de temporada (16€) que estaba muy bueno; la ración completa vale 29€; ½ Paté de campaña de ave e ibérico (12€) que estaba también rico; la ración entera vale 20€; ambos patés vienen presentados juntos en una tabla con la guarnición que son unas crudités de coliflor muy decorativas y dos tipos de puré: uno de membrillo ¡delicioso! Y otro cítrico muy sorprendente y suculento; también viene con un pan de pasas y nueces, pero muy poca cantidad de pan. De entrantes a compartir también ½ ración de Flammekueche (10,50€) que fue un error pedir esto; yo pensé que era otra cosa y no es más que una especie de pizza, una masa horneada con un poco de bacon y cebolla,  un plato que debería estar incluido en la cesta de panes más que en los entrantes, un plato un poco absurdo y que no merece la pena pedir; ½ ración de puerros asados con holandesa de foie gras (10€), la holandesa muy bien elaborada aunque inapreciable el sabor a foie, un plato muy rico aunque la media ración para 3 personas no da para nada. Tras estos entrantes, pedimos un plato cada uno: 2 Rodaballos a la mantequilla negra (36,50€x2= 73€), la ración de rodaballo se queda muy pequeña porque lo sirven por supuesto sin espina ni cabeza y queda bastante terciado, son unos 190gr. limpios; tiene un precio desorbitado y la salsa de mantequilla negra no me gustó, la comparo con la raya a la mantequilla negra de “la buena vida” y este rodaballo se queda muy atrás; Steak tartar (28€) que pedimos en 3/5 de picante y no estaba en ese punto, carne de calidad pero ligeramente soso, viene acompañado de una bola de helado en cucharita y patatas fritas (4,50€) corrientes; ½ Canette (32€) lo llaman el pato de los indecisos porque viene confit y magret en la misma ración, pudiera parecer que va a resultar seco porque se echa de menos una salsa, pero la verdad que está muy jugoso y no precisa salsa; de guarnición un puré de patata (5,50€) que estaba delicioso. Los postres: Crème brûlée (10€) que estaba muy rica, cremosa, suave con helado de avellana; Tarta tatin (10€) que realmente se podría decir que es un pastel porque no tiene tamaño de tarta, las manzanas estaban ligeramente secas y viene acompañada de 3 cosas: crema de queso, que yo creo que era más bien crème fraîche, es lo que más le pegaba, un helado de vainilla y una crema de toffee. La cena la regamos con un vino “Dominio del Soto Albilla” (26€) y 2 copas de Joseph Drouhin (7€/un.). En resumen: Se respira un auténtico aire francés en el ambiente y los platos. Se come bien pero los precios me parecen excesivos. Demasiadas guarniciones, las que vienen incluidas en los platos y las que son a pagar aparte. Yo prefiero una tarta tatin sin tantas florituras y a un precio más comedido… El ticket por cabeza fue 58,37€ quitando la botella y las copas de vino. La RCP no está proporcionada y me parece fuera de lugar que un cortado cueste 4,50, igual que la ración de patatas fritas. El parking más cercano es el de Pza. de Oriente. Amnistía, 10.

7/10   €€-€€€/€€€€   https://lebistroman.es/madrid/ -IG-  VIDEO