23. jun., 2022

MINATO

Vengo a este japo, estilo izakaya, nuevo en Madrid. Está en el local de lo que fue "la taberna del loco Antonelli". Es un buen local, luminoso, y con 2 zonas: a la derecha una barra con 3 puestos en la propia barra para una experiencia más cercana, y una barra pegada a la ventana/escaparate; esta zona queda muy despejada. Entrando a la izquierda se encuentra el salón con todo el resto de mesas. El local es muy minimalista, poca decoración, y unos apliques preciosos en la pared que es lo más detacable. El dueño es chino casado con una japonesa de Tokio; el dueño/chef trabajó en Kabuki en la barra de sushi man varios años. Nos atendió el hermano del chef que es un chino/madrileño, más madrileño que otra cosa, je je, ¡encantador!, aunque resultó todo el servicio bastante lento, hasta desesperante entre plato y plato, no por culpa de él sino más bien de cocina, creo que les falta rodaje para una afluencia grande de público. La mesa básica, sin mantel y servilleta de papel. Voy con la comida: De aperitivo nos trajeron un platito pequeño con ensalada de pepino, rabanitos, tomate, aderezado con dashi, muy refrescante y rico; es un plato de carta.  Ya pedimos la cena: Gyozas Minato, caseras, rellenas de cerdo, verduras y shiso (6.50€), vienen 4 en la ración y están buenísimas, son a la parrilla y vienen con un enrejado por encima frito, ¡DELICIOSAS!; Minatosando (12€) vienen 3 y es un "sadwich" de cerdo empanado en panko, con ensalada de col dentro y una salsa deliciosa; estos los probé en mi viaje a Japón varias veces y me chiflan; este concretamente está magnífico, el cerdo se deshace literal, es suavísimo a pesar de ser un trozo bien gordo y está muy bien elaborado; También pedimos el ramen de temporada (13€) que, a pesar del calor, me supo a gloria; viene con su huevo, cebolleta, bambú, algas, noodles, maiz y el cerdo (como panceta) todo ello guisado en una sopa a base de soja y miso ¡muy rico!; de aquí ya pasamos al capítulo Nigiris: Nigiris de salmón (3€/un.) braseado, ¡buenísimo!; Nigiri de vieira (3€/un.) con una vieira de gran calidad no puede estar malo; Nigiri de atún toro (4€/un.) bueno y Nigiri atún (3€/un), liegeramente seco, es el que menos me gustó; Nigiri de pescado blanco (3€/un.), creo que era lubina, estaba rico pero con algo demasiado picante; entre el arroz y el pescado les ponen un pegotito de wasabi que le da a algunos un toque demasiado picante, pero así es cómo se sirven realmente; tienen un buen tamaño; para terminar pedimos un Tartar de atún (15€) que es curioso, y diferente a todos, viene con fideos fritos y yema de huevo cruda, estaba ¡MAGNIFICO!, pídelo sí o sí. De postre un coulant de matcha, bastante rico y original; los postres en todos los restaurantes japoneses suelen ser horribles, aquí están haciendo pruebas e introduciendo algunos nuevos, como este, ¡está rico!. En resumen: muy buena cocina, servicio muy mejorable en velocidad, buenos precios y buen local. El parking más cercano es el de Pza. Olavide. Olid, 15.

7/10    €/€€€€ https://www.instagram.com/minato_madridD  -IG- VIDEO