25. abr., 2022

FOKACHA by Lakasa

Venimos al italiano de Lakasa por conocerlo y porque están atravesando momentos de vacas flacas y siempre me gusta contribuir con mi granito de arena con la hostelería. El local es precioso en la misma plaza que Lakasa, decorado con madera y tonos oscuros, es bastante oscuro pero con la iluminación perfecta en las mesas (muy importante para mí, no solo por mis fotos, jajajaja). Al entrar justo de frente está la cocina con un cristal que la separa del local. Mesas redondas y normales, local acogedor, no muy grande. El chef italiano un crack; es todo amabilidad y le pone toda la ilusión y todo el ánimo en contarte cada plato y aconsejarte sobre qué pedir. El producto muy seleccionado, de los quesos se ocupa uno de los mejores afinadores que hay en italia, la mortadela es artesanal traída de Bolonia y las pastas las elaboran a diario con unas recetas originales, un poco diferentes algunas a las clásicas pastas. El servicio resultó un poco regular, con un camarero despistadillo que nos traía las cosas equivocadas, no era lo que habíamos pedido. La carta tiene la ventaja de que puedes pedir 1/2 raciones de casi todo pero, sobre todo, de las pastas que son mi perdición y así puedes probar varias. Además la 1/2 ración es bastante generosa. También se puede pedir la pizza mitad y mitad de cada cosa. La mesa muy del estilo de Lakasa, con sus manteles y servilletas grises. Vamos con la comida: de aperitivo nos trajeron unas bolitas de queso parmesano que eran un espectáculo, deliciosas; También con el aperitivo una fokaccia que no me pareció deliciosa, y estaba ligeramente quemada del horno, me gusta más esponjosa. Para compartir de entranteTagliatelle de espárragos con ajo blanco de piñones, albahaca y provolone (12€/media ración) ¡SUCULENTOS!, es una elaboración muy original, los tagliatelle son de espárrago cortados en cintas casi transparentes y la cremita que hace de fondo una delicia; Karpaccio de ternera (9,50€/media) también estaba estratosférico con su toque cítrico y emplatado de una manera muy original, muy bonito; Gnochetti con alcachofas, tirabeques y Bagna Cauda (10€/media), una elaboración diferente, la bagna cauda es una salsa típica del piamonte que viene a modo de cama y encima la pasta con las alcachofas (poco sabrosas) y los tirabeques, en conjunto una pasta poco sabrosa, le falta fuerza a todo el conjunto; Tortellini de pularda en pepitoria (10€/media), un plato muy flojo, la pepitoria no está muy lograda y todo el plato es la almendra rallada por encima, le falta huevo y le falta pularda, una pena pero es que yo soy muy fan de la pepitoria y esta no es mi favorita; Rigatoni de ragú de buey (20,50€) viene con el ragú tipo carne mechada, deshilachada, estaban ricos pero no para echar cohetes; Papardelle con quisquillas (25€), realmente no son quisquillas, son más grandes (yo creo que gambas), plato muy flojo, poco elaborado; Pizza arce (18,80€) que pedimos mitad solomillo de cerdo y mitad Guanciale; la mitad del solomillo no me gustó, está cortado demasiado gordo y no me parece que funcione muy bien en esta pizza, además la masa tambén me resultó un poco quemada. De postre Torta caprese (5€/media) es una tarta de chocolate vulgar, y Tiramiblu (5€/media) que es un tiramisú elaborado con queso azul, te lo avisan, porque tiene un sabor muy potente, a mí me gustó porque además es muy cremoso. Los parking más cercanos están en Ponzano, aunque suelen estar siempre llenos. Pza. Descubridor Diego de Ordás, 3.

6/10   €€/€€€€   https://fokacha.es/   -IG-   VIDEO