31. mar., 2022

🇮🇹NOI

Hoy comemos en este italiano tan recomendado, del que todo el mundo habla como el mejor de Madrid. A los fogones se encuentra Gianni Pinto, originario de Puglia, y su equipo. El local es muy bonito, todo en rojo y blanco, el suelo de azulejos haciendo cuadros rojos y blancos, paredes, etc. Es un local que parece pequeño al entrar, lugar donde se encuentra una barra con gente sentada delante en taburetes, pero empiezas a andar hacia dentro y vas pasando por pasillos y otras salas hasta llegar al fondo donde se ubicaba nuestra mesa. Esta sala final tiene ventanas pero, el resto del local, no.  El servicio fue estupendo, aconsejándonos sobre cual es su especialidad y su mejor pasta, aunque todas son deliciosas. La carta no es muy extensa pero es muy exclusiva y sus pastas, pocas, pero elaboradas. La mesa bien vestida con mantel y servilleta de tela, plato de pan, todo completo. De aperitivo traen un chorizo picante ¡riquísimo! con una cesta de panes artesanos variados ¡ESTRATOSFÉRICA!; yo valoro muchísimo el pan en un restaurante y esta cesta de panes es de lo mejor que he visto últimamente; incluye panes de varias regiones italianas: de Puglia, Génova, Milán, focaccia, de queso, etc. (mira el video); Los elaboran ellos en la planta de abajo donde tienen el obrador. Esta cesta de panes viene acompañada de una crema de calabaza ¡estratosférica!. Como entrantes a compartir Pizzeta frita de mortadela trufada (19€) diferente y original, la masa no es la de la clásica pizza; Spaguetti aglio, peperoncino y cigalas (26€) estaba buenísima, la elaboran con un sofrito por encima de ajo, guindillas y perejil, cara pero muy buena. Como platos principales 3 pastas: Spaguetti carbonara (18€) que estaban buenos, la pasta toda al dente, pero estos me pareció que pecaban de excesiva pimienta, ya sé que son así los auténticos italianos pero quizás deberían adaptarlo más al paladar español porque la pimienta resta sabor incluso al guanciale. Linguine con ragú de sepia (20€) pedacitos de sepia en su tinta, tomate y vino de Manduria; esta es una pasta originaria de la Región de Puglia y estaba deliciosa también; Papardelle con ragú (20€); lo que se conoce por ragú en Italia es lo que aquí llamamos boloñesa. La primera vez que probé yo este delicioso ragú fue en Nápoles en un restaurante en el que todo gira en torno al ragú; me pareció magnífica esta “salsa”. Y aquí en Noi me pareció igualmente soberbia, la mejor para mi gusto de las 4 pastas que probé. Aquí elaboran el plato con carrillera estofada y terminado con queso pecorino ¡un must!. De postre pedimos el Limonissimo (7€) que es un lemon pie muy original porque el merengue es duro y la presentación preciosa, también estaba muy logrado. Al salir tuve la oportunidad de charlar un rato con Gianni que me contó que aún no han tenido tiempo de colgar la placa que les acaba de entregar la Guía Michelín como restaurante “Bib Gourmand” recomendado. Es un italiano de lujo, especializado en pasta; no tienen pizzas. El parking más cercano está en la calle Villanueva. Recoletos, 6.

8/10  €€/€€€€  https://restaurantenoi.com/   -IG-   VIDEO