28. dic., 2021

DON DIMAS

Comida en este sitio que tenía pendiente desde hace mucho tiempo y nunca era el momento. Pues bien, hoy lo es!; día soleado y posibilidad de estar en terraza. La terraza está bien (aunque es de esas que han “robado” a las plazas de aparcamiento) lo que hace que los coches aparcados estén un poco encima, pero por otro lado, la calle no tiene mucho tráfico y se está muy agradable. Tiene lona de techo que no aguantaría un chaparrón y estufas. El interior es un local precioso, un poco tipo bistrot francés, barra en la entrada, pared de ladrillo visto una, y otra empapelada, ¡muy bonito!. El baño también muy original, parece el camerino de una estrella de Hollywood. El servicio atento y al detalle; nuestro camarero un dominicano encantador. La carta es muy diferente a todas las cartas que estamos acostumbrados a ver; tiene platos de siempre pero reinventados, con su toquecito de autor, como por ejemplo el Steak tartar; también ofrecen bastantes platos de caza. Además ofrece la opción de medias raciones para poder comer a base de raciones a compartir.  De aperitivo traen un aceite picual delicioso de Navarra “Elizondo” con un pan riquísimo que viene de Andalucía. También de aperitivo una Crema de cigala súper sabrosa, a marisquito rico. Como entrantes a compartir: Steak tartar (11.55€/media ración) ¡DELICIOSO! diferente a todos los que he comido hasta ahora… y he comido muchos; tiene la peculiaridad de que trae pedacitos de anguila ahumada que está brutal y también tomates secos y viene presentado sobre el hueso del tuétano (esto ya no es tan original), bien de picante en el 7/10 (perfectamente ajustado). Huevos rotos con setas, gamba roja y mini patatitas (17.60€/media ración); es un plato muy completo, riquísimas esas patatitas, los huevos perfectamente fritos, las gambas alistadas también buen tamaño, pero estaba ligeramente salado y me parece un poco subido de precio, la ración entera vale 32€. Como platos principales: Perdiz roja con judiones (28.60€) que es un guiso muy redondo y una ración muy abundante, cantidad generosa de perdiz, a mí me hubiera gustado con un poco más de judiones y la perdiz resultaba un poco seca. Canelón de faisán y cordero (24.20€), soy la loca de los canelones y este es ¡estratosférico!, rallan por encima un poco de trufa que es imperceptible, pero yo lo prefiero así. De postre pedimos la Tarta de chocolate (9.90€) que es ¡IM-PRESIONANTE!, es de chocolate negro y su textura es de otro planeta, líquida, fluída, deliciosa, como una mousse; tienes que probarla. Al terminar la comida tuve la oportunidad de charlar con Alvaro, el chef y propietario que es de El Rompido (Huelva), de toda la oferta gastronómica de mi segunda casa; además muchos de los dueños de los restaurantes a los que yo voy estando allí, son amigos suyos. También estaba su padre oriundo de Isla Cristina con el cual también charlé un poco (ya sabéis que me enrollo con todos; me gusta preguntar y saber). No dispone de aparcacoches, el parking más cercano está en Núñez de Balboa, 12. Un detalle que no me gustó, es que comer en terraza te cuesta un 10% más, esto ya no se ve por el mundo; hace siglos que no me pasaba y más ahora con el COVID me parece un poco aprovechado cobrar por estar en terraza. ¿a ti qué te parece?. Castelló, 1.

8/10   €€/€€€€   https://dondimas.es   -IG-   VIDEO