17. nov., 2021

DELPHINA

Cena de amigas en este sitio de nueva apertura. Es una especie de cafetería pero con una carta también de restaurante con platos contundentes. Cafetería digo porque lo veo más apropiado como para merendar o desayunar porque cuenta con una carta extensa de dulces y postres y otra de desayunos y brunch con yogures, frutas, zumosOstras con champagne, Gofres de Lieja, etc. quizás vuelva a probar el brunch y sus huevos benedictine que creo que son muy ricos. Local de esquina en plena calle serrano, bastante pequeño y con forma de tubo. Bonita decoración con una barra vistosa al fondo del local y muchos espejos. Mesas de mármol tipo café parisino bien vestida, sin mantel pero servilleta de tela (de agradecer), con vajilla marcada con el nombre del local. Buen ambiente de gente y acogedor sitio, sin excesivo ruido aunque las mesas están muy juntas.  El servicio funciona bien la verdad para ser un sitio sin apenas rodaje todavía. Lo que no funcionó tan bien fue la agilidad con la reserva y con las Redes Sociales, tienen que dar ahí un empujón porque me costó mucho conseguir hablar con ellos o que me contestaran a un mail. De cena pedimos todo para compartir. Las raciones son bastante pequeñas aunque he de decir que los precios son también ajustados para estar donde estamos. Voy con la cena: Ensalada de burrata con espinacas y tomates secos (15€) que estaba correcta, no es nada del otro mundo; Ensaladilla de carabinero (15€) que estaba ricaFoie mi cuit con mermelada de higos (18€) que estaba muy muy bueno con unos panes muy ricos y cortados y presentados muy cuidadosamenteFocaccia de lacón trufado (12€) que también estaba muy buena pero son platos sin mucha historia; Solomillo café de París (27,5€), este plato es muy discutible porque de “café de París” no tiene nada. Por si no lo conocéis, la receta “Café de París” es una salsa a base de mantequilla pura donde la textura, sabor y color es de mantequilla 100% y esta carne era un solomillo loncheado asado (diría yo) sin ninguna salsa en principio; luego aparecieron con una jarrita donde venía una salsa que yo pensé: “¡Biennnnn!👏🏽¡Aquí viene la salsa de mantequilla!” pues no… resulta que era una salsa corriente de fondo de carne, típica de un roast beef. Realmente deberían cambiarle el nombre al plato y obviar la denominación “café de París” porque estuvimos a punto de devolver el plato puesto que no era eso lo que pedimos ni lo que esperábamos. Dicho todo esto resaltar que la carne era espectacular y estaba buenísima de punto y sabor; el puré de acompañmiento un poci plaston, le falta jugosidad. De postre Tarta de queso(6.50€)a la que nos invitaron por la queja del solomillo,¡gran detalle! que estaba rica, y Brownie (6.50€) también invitación que estaba mejor que la tarta, con el helado muy jugoso y fresquito. El parking es el de Serrano, aunque se aparca bien en la calle si es entre semana claro. Serrano, 84.

7/10   €/€€€€  https://delphina.es/principal/   -IG- VIDEO