11. dic., 2021

COQUETTO

Cena en el hermano pequeño de Coque Mario Sandoval que tiene 2 estrellas Michelín. Local pequeñito, acogedor y tranquilo, aunque yo le pongo un pero: la cocina debería tener el cristal de separación que llegara hasta arriba y no a media altura como lo tiene. Nuestra mesa estaba pegada y salen olores y ruidos que se evitarían con el cristal hasta el techo, y no impediría que sigas pudiendo ver todo en directo. La mesa me gustó cómo está montada, con vajilla de la cartuja, individual de paja y todo cuidado. La servilleta te la traen cuando estás sentado ya, y viene calentita, recién planchada (es de tela of course). En los cambios de cubiertos, muy continuos, éstos también vienen calientes, un detalle agradable. El servicio es profesional y ágil. De aperitivo trajeron unas aceitunas de Camporeal muy ricas, me gustó el detalle de que son individuales, un cuenquito con tus aceitunas para tí solo jajajajaj. El pan también buenísimo, elaborado por ellos y una ensaladilla que no me gustó porque era puro atún. Es de destacar que no cobran el servicio de cubierto y pan/aperitivos. Ahora voy ya con la cena: La carta ofrece medias raciones de algunas cosas que siempre es muy práctico para poder probar más cosas. Pedimos: Bacalao marinado con vinagreta de cebolleta, aceituna negra y alcaparras (18,00€, pedimos 1/2-10€), muy muy flojo este plato, un plato que lleva poquísima elaboración y lo único que tiene que ser es que no esté salado, pues este estaba salado; Carpaccio de tomate rosa con vinagreta de aguacate, mango, pepino, papaya, piñones y cebolla morada (18,00€, pedimos 1/2-10€), yo no quise pedir esto porque sé que no es temporada de tomates, pero pensamos que si está en carta será porque el tomate es extraordinario, pues... nada más lejos, un plato que no vale nada y que además me parece carísimo; Perdiz escabechada al Amontillado con granada, escarola y berros (22,00€), es una ensalada que estaba buena, gran cantidad de perdiz y sí me gustó, aunque tampoco tiene ninguna elaboración ni ningún secreto. Como platos principales pedimos: Migas con huevo campero (14€-1/2 ración-10€), unos huevos que eran impresentables, con la yema pasada, con lo cual lo único que podía añadirle algo de frescor a la sequedad de las migas era la yema y nada de nada; resultaban secas y además yo siempre echo de menos las uvas que tan bien funcionan en las migas. También pedimos una Hamburguesa de Toro bravo con su salsa brava (18,00€), muy floja, la carne demasiado apretada, apelmazada, tipo ladrillo, lo mejor del plato la salsa y los chips de boniato. Cochinillo de lechón lacado (36€) que es su plato estrella. Estaba delicioso, muy jugoso y, a pesar de que a mí siempre me gusta que me traigan una salsita/juguito acompañando, cierto es que no era necesario en este caso; viene acompañado de una lechuga viva muy refrescante y que casa a la perfección con el cochinillo; plato muy completo y logrado. Por último la Costilla de vaca Rubia gallega glaseada (32,00€) que también estaba MAGNÍFICA, jugosa, suave, separándose del hueso, tierna. De postre: Flan de café con helado de toffee de café y sal (8€), el flan estaba súper meloso/cremoso muy rico, no así el helado que no tenía nada de sabor a toffee. Toda la cena estuvo acompañada de un tinto Viña Caneiro (25€). En resumen: todo lo que envuelve fue muy agradable pero la cocina es bastante floja, y choca un poco viniendo de quién viene, además me pareció caro para lo que es. Tienen aparcacoches en Coque que está cerquísima, lo cual es muy cómodo. Disponen de una terraza con sombrillas y estufas muy agradable porque es una calle tranquila. Fortuny, 2.

6/10   €€/€€€€   https://coquettobar.com/   -IG-   VIDEO