18. oct., 2020

CARABA

Fabulosa comida en este sitio que me recomendó una de las entendidas en gastronomía de la que más me fío. Estuvimos en la terraza que no tiene ningún tipo de protección pero, como era a la hora de comer, le daba el sol y se estaba bien. El local interior es muy chulo, muy original, parece una cervecera vasca. Estilo rústico de pueblo, con mesas de madera y bancos corridos de madera también que corren sobre unos railes que hay en el suelo. El interior tiene dos zonas: una a la que accedes atravesando la barra y otras mesas al fondo. La cocina es totalmente abierta y puedes ver todo lo que se cuece ahí. Cuenta con una carta escueta basada en el producto de temporada en la que todo es apetecible, con medias raciones, lo que hace que apetezca más probar mucho y pedir todo para compartir. El servicio fue rápido y la mesa con bonitos platos y servilleta de tela. Nosotros hicimos una comida íntegra a compartir. El pan es muy bueno, cosa importante para mí para empezar una comida. Trajeron un aperitivo muy rico a base de un salmón marinado. Pedimos: Croquetas de rabo de vaca (7€/4 un.) que estaban deliciosas con una cremosidad perfecta; Patata rota con ravioli de yema natural y seta shitake (10€/media ración)  es este un plato muy diferente con un puré de patata en la base con setas y el ravioli es una yema de huevo empanada y frita BRUTAL!!!, es un plato riquísimo!; Salmón marinado en casa con cítricos (10€) también muy rico, aunque, si hubiera sabido en qué consistía el aperitivo, no lo hubiera pedido porque es muy parecido (quizás le pondría un pero y es que sabe poco a cítricos) el plato elaborado lleva además yogurt ahumado, cremoso de aguacate, mango-mole y totopos picantes; Vieiras a la mantequilla negra (16€/4 un) con verdura de temporada, que en este caso eran alcachofas. Este plato es TREMENDO!!, te lo completan con una crema de panceta ahumada que vierten por encima que es el remate perfecto. Y para terminar Arroz Meat supreme (19€) que es un arroz carnaroli al horno, con solomillo de vaca madurada y lascas de hígado de pato. Este arroz no es amor a 1ª vista ya que su aspecto es peor que su sabor real; está riquísimo y en su punto y el solomillo de vaca también en su punto ¡un conjunto delicioso!. En su carta también tienen carnes que curan ellos mismos en su cámara; para la proxima tengo que probarlas!.  No pedimos postres pero nos trajeron unas trufas cortesía de la casa, muy ricas. El parking más cercano está en Bretón de los herreros a la vuelta de la esquina, pero si lo prefieres también cuentan con Delivery y Take Away. Alonso Cano, 28.

8/10 €/€€€€ https://www.carabamadrid.com/   -IG-

VIDEO