28. jul., 2020

BOHO CLUB (Marbella)

Cena para 5 en este precioso chalet donde se ubica un hotel con bungalows de lujo y el proyecto gastronómico de Diego del Rio (reconocido con 1 estrella Michelin en el Restaurante "el lago") con su propuesta viajera, incluyendo en su carta platos del mundo con un guiño andaluz en un horario ininterrumpido desde las 7.30am donde puedes desayunar, almorzar, comer, merendar, cenar, copear y coktelear. Estamos en una finca que gestionaba el Gobierno Sueco como lugar de descanso para sus funcionarios. No está a pie de playa pero tiene unos jardines tan agradables que no importa ese detalle. Inaugurado hace justamente un año se ha convertido ya en lugar de moda. Prácticamente todos los que estaban alli cenando eran extranjeros (Y eso que no hay turismo este año...). El chalet cuenta también por supuesto con su zona interior que hoy estaba vacía, no así la terraza que estaba completa. El interior resulta un poco oscuro y la decoración bastante seria con telas mas dignas de un hotel de lujo que de un lugar de playa como es este; demasiado oscuros los textiles!. La mesa vestida con mucho gusto y detalle, los cubiertos haciendo juego con el mármol verdoso de la mesa, y todo el menaje muy nuevo, bonitos vasos; eso sí, mesa sin mantel pero con platito de pan. Hacer especial mención al servicio que fue garrafal, una verdadera pesadez la de veces que hubo que pedir las cosas: el agua, la cuenta, etc... a mejorar muy mucho ya que no es NADA profesional y dado el sitio que es por precio y caché deberían contar con alguien más profesional, aunque sí fueron muy amables y serviciales cuando lograbas por fin su atención. Vamos con la comida. De Aperitivo traen unas croquetas de carabinero que son ESPECTACULARES (3€/px pan y aperitivo), y que, además, trajeron repetidas, no sé si por error o por cortesía. Pedimos unos entrantes a compartir y luego cada uno un plato. Entrantes: Ensaladilla rusa con huevo frito (18€) estaba regular porque no sé si funciona muy bien esta mezcla; al mezclarle el huevo el plato se convierte en un mejunje semi líquido; a mi me gusta más las que ponen con camarones fritos encima o gambas de cristal; gyozas de bogavante (28€) que estaban riquísimas porque además venían en una "sopa" cítrica muy muy lograda; Como platos principales: Steak tartar (22€) que estaba bueno pero no espectacular porque además no tenía el punto de picante deseado; Lubina con arroz de remolacha (27€), plato donde la lubina está perfecta de punto y frescura pero el arroz me decepcionó; Ventresca de atún (34€) con un precio desorbitado pero extraordinaria sobre unas verduritas. Cobraron unos extras de Patatas fritas (4€) y de Puré de patatas (6€) que me parece un poco cutre por su parte ya que debería venir el plato con un acompañamiento; el steak tartar sin patatas es como un jardín sin flores. De postre pedimos un Pionono (9€) que estaba muy rico y un Lemon pie (9€) deconstruído más rico todavía; postres muy originales fuera de los tradicionales. No pedimos vino, excepto por unas copas (6€/una) y el ticket fue de 57€ por cabeza. El aparcamiento es sencillo en la puerta, aunque quizás debería tener un aparcacoches y no un "guardaespaldas" en la puerta que se limita a meterte prisa para que aparques rápido. Resumiendo: sitio muy chulo y muy bonito, con buena cocina y propuestas fusión aunque caro (cierto es que estamos en Marbella!!) viendo el servicio tan garrafal que ofrece. Urb. Lomas del Río Verde, 144 (Marbella)

6.5/10  €€/€€€€ https://bohoclub.com/  -IG-

VIDEO