21. jun., 2020

CASA ORELLANA

Comida con amigas en esta casa de comidas nueva y moderna. Estuvimos en una terraza muy agradable que no sé si es temporal por el Covid o siempre está. Lo que sí os digo es que es muy agradable porque está en un tramo de calle sin tráfico ya que solo pasan por aquí los coches que van a un garaje privado de una casa; así que casi no hay ruidos y resulta muy tranquilo comer aquí. Además está en sombra con lo cual el calor tampoco afecta. En cuanto al interior es una decoración en tonos rojos, muchos espejos con letreros escritos, y botellas y frascos de conservas en estantes. El servicio muy amable y atento. La mesa bien vestida con su mantel de tela y los platos marcados con su logo y nombre. La comida con luces y sombras. Pedimos como entrantes: yo una anchoa con mantequilla de caserío (3€/un) que estaba muy rica y de buen gramaje aunque la mantequilla no se aprecia y mis amigas pidieron una gilda (3,50€/un) que estaba buenísima y muy completita con anchoa y todo. También como entrante unas croquetas de rabo de toro (2€/un) riquísimas y con una bechamel jugosa; y ensaladilla de centollo (14.50€) ración entera. Como platos principales pedimos 1/2 ración de chipirones en su tinta con arroz (9€) que estaban buenos con su arroz, menos bueno; steak tartar con chips de tupinambo (16€)  muy regular, sintiéndolo mucho no se encuentra entre mis favoritos y un mollete con pringá (5.50€), que resultaba un poco grasiento aunque estaba rico. No pedimos postres. Destacar que me gustan mucho estos sitios donde puedes pedir raciones completas, medias e incluso tapa y con su correspondiente precio. No tiene aparcacoches aunque en estos días tan raros se aparca en la puerta de los sitios perfectamente. El parking más cercado es el de la Audiencia. Orellana, 6.

6.5/10  €/€€€€  http://casaorellana.com/   -IG-

VIDEO