5. jun., 2020

EL JARDIN DE ALMA

Vinimos a cenar 7 personas durante la desescalada. Este local es el antiguo "Thai Garden", que yo creía que había ocupado "Alma" íntegramente, pero no, han dividido el jardín con una valla y "Thai Garden" (la parte bonita con el jardín y la piscina) sigue ahí pero no pertenece a "Alma", lo cual le resta belleza a la terraza de "Alma" y decepciona habiendo conocido lo anterior. El jardín de Alma, no es realmente un jardín, es más bien una terraza ya que toda la superficie es solada o con piedrecitas. Está un poco desangelada, le falta un poco de alma precisamente, pero quizás sea porque es pronto y habrá que ir cuando esté más rodado y las plantas más crecidas. También creo que resulta más agradable cenar en una de las mesas sobre las piedrecitas con palmeras proximas que en la que cenamos nosotros bajo una pérgola y suelo de tarima. La "parcela" tiene un edificio que también era el de "Thai" pero reformado donde ya se empiezan a servir comidas y cenas en el interior, pero no entré, aunque sí se adivina por las grandes cristaleras que debe ser muy agradable. "Alma" de José Abascal tiene una decoración preciosa, por lo que imagino que esto será en la misma línea. En cuanto a la comida comentar que la carta de la terraza es muy escueta e incompleta; por ejemplo no ofrece ningún pescado. La de la zona interior sí es más completa con pescados y con la deliciosa crema de idiazabal memorable del otro Alma. Pedimos todo para compartir sin platos principales: Croquetas cremosas de jamón ibérico (10€/9 un.) que estaban pasables; Torrezno de Soria con caramelo líquido de naranja (10€) que, aunque suene muy estrambótico, he de decir que casa genial ese sabor con el torrezno y me pareció riquísimo; Ensaladilla rusa con Alma (12€) que estaba correcta; Gyozas de pato con salsa teriyaki (12€) buenas mientras no se queden frías que se quedan muy tiesas; Anchoas del cantábrico sobre torta de aceite con tomate y queso idiazabal (18€/8 un.) muy buenas y gran gramaje pero no le pega el queso creo; Tataki de salmón templado con hummus de berenjena y tempura de lechuga de mar (17€) que estaba muy bueno y la tempura casi mejor. De postre: Corazón de chocolate con helado de jengibre (8€) que es un postre ya aburrido y poco apetecible; Torrija de brioche con crema de naranja y helado de mandarina (8€) que era mediocre y Tarta de queso con helado de frutos rojos y crumble de lima (8€) recuerdo mejor la tarta del otro Alma pero está rica esta. Después pedimos una tanda de copas a la que nos invitaron super amables. El encargado César es encantador y servicial pero al principio el servicio fue bastante regular y nos costó pedir el agua más de 5 veces hasta conseguir que la trajeran. Resumiendo: creo que es mejor esperar para ir a la terraza a que todo esté más rodado y pienso que se debe comer mejor con la carta de dentro. Dispone de aparcacoches pero además en la calle perpendicular se aparca de maravilla. Arturo Soria, 207.

6.5/10 €/€€€€  https://eljardindealma.com/-IG-

VIDEO