21. feb., 2020

HUERTA DE CARABAÑA (Repost)

Tras una mala experiencia en "El Babero" donde tenía una reserva y al llegar habían sentado a otros en nuestra mesa (única mesa del local) nos dejaron colgados un viernes por la noche sin reserva en ningún sitio; lo cual en Madrid supone arruinarte la noche y ¡además éramos 6!. Llamé aquí y amablemente nos dijeron que nos hacían un hueco, así que dimos la vuelta a la esquina y aquí nos vinimos y ¡qué bien hicimos!. Yo ya conocía la Huerta y me gustó un día que comimos, a la entrada, en las mesas altas tan agradables (lee el post anterior aquí). En esta ocasión nos dieron una mesa al fondo pegada a la cocina, pero estupenda; ni olía ni había ruido de la cocina ¡increíble estando prácticamente integrados!. Este restaurante, en el que se come muy bien, es el gran desconocido de la selva de Jorge Juan; quiero decir que, como no está de moda ni de postureo, no se centra en un interiorismo a todo trapo, sino en el buen producto y la buena cocina, pues es fácil encontrar sitio y no tienes que esperar las colas que vi en la puerta de "Lux" y de "Amazónico", lo cual es estupendo. Desde hace unas semanas están los chicos de "Angelita" al cargo de la cocketelería. Pedimos un bloody Mary pero no tenían buenos tomates y nos hicieron un cocktail (9€) a base de pimiento y frambuesa que me gustó menos que el clásico Bloody Mary. Ideal la mesa con una vajilla inglesa granate preciosa, servilleta de tela y todo muy cuidado en mesa. El servicio encantador desde la encargada que nos atendió a la entrada hasta el último con el que pudimos hablar. No nos poníamos de acuerdo sobre qué pedir de aperitivo y nos oyeron hablar de la ensaladilla rusa, que finalmente no pedimos. Nuestra sorpresa es cuando de pronto nos traen de aperitivo una gran ración invitación de la casa. Comentar que el agua es del grifo filtrada sin coste. Últimamente me revienta pagar hasta 5,50€ por una botella. A continuación pedimos: Croquetas de jamón (10€/8un.) ¡ESPECTACULARES! bechamel super fluída exquisita; Alcachofas a la brasa (14€) que estaban ligeramente duras, para mi gusto le sobraban algunas hojas de fuera; Parrillada de verduras (14€) también muy ricas, no en vano las verduras de su propia huerta son su must; puerros a la brasa (9€) ¡deliciosos! me encantan los puerros; como platos principales: Solomillo a la brasa (24€) en su perfecto punto y buena pieza; Lenguado de 360gr (28€) muy fresco, en su punto de brasa y limpio pero presentado entero, ¡perfecta presentación!; Ventresca de atún a la brasa (24€) ¡ESTRATOSFÉRICO!, qué buenísimo estaba; Arroz de carabinero (24€) con su punto de fondo y de arroz justo; igual que el Arroz de pollo (22€), muy logrados ambos platos de arroz; Steak tartar (20€) que estaba muy bueno pero un poco falto de fuerza, me gusta más el de sus amigos "Angelita"😉. De postre nos invitaron a la tarta de queso, que estaba buena de sabor pero me gusta con un punto más fluído y brownie de chocolate que también estaba bueno. Al terminar la cena estuve charlando un rato con Roberto sobre sus huertas y los arroces que tan bien elaboran. Nos dio un paseo por las cocinas y nos enseñó por dentro cómo se conecta con la otra "Huerta de Carabaña", el otro restaurante con entrada por Lagasca, que comparte cocina con éste; el otro es más formal y con ticket medio de 60-70€. Le subo un punto respecto a mi visita anterior, porque me parece que ha sido una cena muy redonda con platos muy logrados, amabilísimo servicio y plan perfecto de viernes salvado gracias a ellos. Además considero que la RCP es perfecta, máxime encontrándose en la calle dónde se encuentra y con los precios que se "gastan" ahora la mayoria.  El parking más cercano está cerquísima en lagasca cruzando Jorge Juan. Jorge Juan, 18.

8/10  €/€€€€  http://huertadecarabana.es/bistro/  -IG-       -IG-

VIDEO