3. jul., 2019

LA TAJADA

Vinimos por recomendación de uno de mis "instamigos" foodie y me gustó bastante. Los propietarios y chefs son los mismos de @desencaja y de "el Zorzal"; este último no lo conozco. Habíamos estado el Domingo después de completar la reserva en internet y al llegar a la puerta resulta que estaba cerrado (no estaba bien su plataforma de reservas). Les escribí quejándome y su respuesta y amabilidad fue tan profesional que inmediamente reservé para comer el miercoles. Pues bien llegamos y nos recibió Jesús con gran amabilidad y generosidad que se repitió durante toda la comida. Al final salió de la cocina su hermano Iván también super amable y mantuvimos una charla gastronómica (de qué iba a ser sino...). Al local accedes bajando unos 6 escalones pero no es un sótano, es más, es muy luminoso con gran escaparate (más que ventanas) a la calle. Tipo bar (incluso con sus máquinas tragaperras) pero con sus toques de buen gusto como esas sillas y banquetas amarillas que le aportan mucho colorido y alegría. Tiene una larga barra para trabajar, con sus mesas altas y taburetes cerca, y también mesas normales donde yo comí. He de decir que el local resulta tremendamente ruidoso (mal insonorizado) porque tiene techos con vanos que creo que retumban el sonido. Además, a pesar de ser miercoles, estaba lleno hasta la bandera. Es modo informal, no esperes algo de lujo; es el concepto callejero de desencaja; es decir, nada que ver. Está justo a la vuelta de Desencaja, lo cual es muy cómodo para ellos. La mesa sencilla pero con servilleta de tela. El servicio un poco despistado pero habrá que darles tiempo ya que sólo llevan 2 meses funcionando. Vayamos a la comida: De aperitivo traen un gazpacho con espuma de Bloody Mary que estaba ESPECTACULAR, en unos vasitos muy monos y resultones; como entrantes pedimos a compartir: alitas deshuesadas con salsa de chiles dulces y liláceas (7€ 1/2 ración) que estaban GLORIOSAS; boquerones en vinagre (5€ 1/2 ración) que es lo que menos me gustó, quizá la elaboración no es la que esperaba, me pareció que eran más que en vinagre, en aceite; Nachos (8€ 1/2 ración) (mirad en el video el tamaño de las medias raciones) con todos sus aderezos (guacamole, totopos, jalapeño, pico de gallo y carne) RIQUÍSIMOS porque además se nota que los nachos son caseros; Callos que no los pedí (a pesar de ser yo una fan callista) porque es mucho -incluso media ración- para mi sola, pero me dijo Jesús: "te voy a traer una tapitaaaaa para que pruebes los callos"; ¡¡¡Jesús con la tapita XXL!!!, era una señora ración y estaban muy ricos, aunque eché de menos el choricito... ; Platos principales: arroz con carabinero (12.50€/ración que fueron 2=25€) que está SOBERBIO y con un precio maravilloso porque un arroz de este tipo te cuesta en cualquier sitio 18-20€; de capa super finústica, tanto tanto que incluso hay huecos por donde se vislumbra la paellera; y una merluza asada (19€) sobre cama de judías verdes y kale frito que estaba ESTRATOSFÉRICA. De postre: tarta de queso (6€) que estaba buena pero en mi opinión con poco sabor a queso (yo le agregaría algún queso más potente) y un flan de vainilla (4.50€) muy flojo. Hay que destacar que tiene una carta muy completa y toda ella apetecible, con unos precios de derribo; fabulosa RCP y además ofrece la posibilidad de pedir medias raciones aunque en carta no aparezca. También destacable la amabilidad de los hermanos Sáez. Sitio recomendable igualmente para comer de menú del día al precio de 12.80€. No dispone de aparcacoches pero aparcamos sin problemas en la misma calle. Lo voy a incluir en mis FAVORITOSALIOLI por su fabulosa RCP, y por la calidad de la cocina. Ramón de Santillán, 5.

7.5/10 €/€€€€ http://www.latajada.es/  --

VIDEO