30. may., 2019

CASA MACARENOšŸ„ƒ

Un precioso bar en pleno Malasaña. Se ubica en el antiguo local donde en 1920 se abrió la bodega Felipe Marín y hermanos. Ha estado regentado durante los últimos 50 años por un matrimonio gallego, ya jubilado, bajo el nombre de Casa do Compañeiro. Los nuevos propietarios han respetado por completo la casi centenaria fachada, conservando los primitivos azulejos tan típicos en las tabernas madrileñas del pasado siglo. Azulejos que volvemos a ver en el interior, tanto en la barra de la entrada como en el comedor del fondo, donde las mesas son las clásicas de mármol con pie de hierro forjado. Como digo la preciosa fachada con azulejos y el característico color rojo que tenían casi todas estas fachadas antiguamente. Me chiflan esas puertas de madera dobles (tipo contraventana) que abren y hacen que las mesas se incorporen a la calle, sin estar en la calle. Lleno de turistas. El local tiene una pequeña zona a la entrada con la barra y los taburetes altos; otro salón a la derecha con mesas bajas y otro salón al fondo que es restaurante. Tiene una carta muy apetecible, tanto para aperitivos como para cenar. La tapa que te sirven con la cerveza está muy bien. Hoy tocaba salpicón de marisco generosa. Pedimos una ración de anchoas (16€) que la presentan de una forma increíble con una cama de tomate rallado y rodeado de encurtidos acompañado de un pan riquísimo, resulta cara pero las anchoas son de un tamaño considerable al igual que la ración. Todos los platos que circulaban por allí tienen una pinta extraordinaria. Estaba súper animado un miercoles por la tarde... San vicente Ferrer, 44.

7/10  http://casamacareno.com/  -Imagen relacionada-

VIDEOïĀ“·