29. mar., 2019

LA NAYA-TABERNA LEVANTINA

Como veis este sitio indica que tiene todo producto local del levante español, excepto zumo de ­čŹŐjajajaja. Apuesta novedosa en Madrid donde creo que no hay nada centrado exclusivamente en esta zona mediterránea y que se sale de lo asturiano y gallego tan manido ya. El local está decorado de forma muy sencilla pero muy correcto y las mesas de azulejos son muy bonitas. Nada mas entrar lo primero que te encuentras es la bodega acristalada y bastante grande. A continuación está la barra con 2-3 mesas altas nada más y, al fondo, el restaurante con ventanales y mucha luz. Si seguimos más encontramos un reservado también utilizado para catas y eventos. Gran claridad le confiere también el mobiliario de maderas blancas. Mesa vestida con mantelitos individuales, plato de pan y servilleta de tela. La carta me pareció cutre con ese plástico por encima e incómoda (se le salen las hojas); yo la cambiaría porque parece como si estuvieras en un chiringuito de la playa (quizás sea eso lo que quieren conseguir porque el aire es totalmente mediterráneo). Su carta incluye producto local como los embutidos de blanquet (longaniza seca, morcilla o longaniza de Pascua), los salazones, las clásicas cocas, y -como no podia ser de otra manera- una atractiva oferta de arroces y a unos precios mucho mejores que en otros sitios. Toda la carta en general ofrece precios asequibles y además en raciones completas y medias. Cuenta con amplia carta de vinos donde, obviamente, están incluidas muy buenas referencias de la uva de la DO, la Monastrell. El servicio muy bien al inicio aunque hubo un parón importante entre los entrantes y los segundos y no fue por exceso de gente porque solo había 2 mesas más de 2 personas cada una. De aperitivo traen unas patatas alioli muy buenas con un pan bastante mediocre (recalentado). Os cuento lo que pedimos: una ensaladilla de merluza con cebolla morada encurtida, alcaparras, y alcaparras fritas (8€ 1/2 ración) que estaba rica y aunque me quedo con la tradicional, me encantó el toque de la cebolla; 3 nayeros variados que son unos bocatines deliciosos (la carta ofrece unos frios y otros calientes), Nayero black rabas (6.5€) que son calamares en su tinta tempurizados con alioli ¡DELICIOSOS!; Nayero juanito (4€) (boquerones en vinagre con tomate rallado) MUY BUENO; y Nayero maisonnave (6.2€) que es tapilla a la plancha con mantequilla RIQUIIIIISIMO!; volvería sólo por pedir todos los de la carta. Como platos principales un arroz abanda (18.5€/persona) que estaba perfecto de punto y de fuerza de fondo,  excepto lo último que te dejan en el centro (socarrat y un poco de arroz) que estaba demasiado aceitoso; el arroz lo acompañan de una degustación de aliolis (no es por mi...­čśé­čśé) de ñoras, albahaca y otro de ajo; corvina salvaje a la brasa con patatitas (21.50€) MUY RICAS ambas cosas muy fresco y en su punto el pescado, tapilla a la brasa (18€) que no me gustó mucho el excesivo sabor ahumado y la pieza. De postre no pedimos nada pero nos trajeron un turrón de chocolate de la zona que estaba muy sabroso. El parking más cercano está en la misma calle hacia el número 48. Santa Engracia, 26. 

7/10 €/€€€€ https://lanaya.es/.  --

VIDEO