27. mar., 2019

TABERNA LAREDO

(REPOST) Cena de 8 en mesa cuadrada como si fuera redonda; 2 en cada ala; muy agradable!. Estuvimos en el restaurante, que se encuentra en la planta de arriba, que es abierta y da sobre la zona de barra. La barra estaba a rebosar a pesar de ser un martes. Siempre me ha parecido que Laredo es un sitio para ir de barra, mejor que el restaurante que no es muy bonito y con esos techos tan bajos resulta un poco agobiante. También estaba lleno. Pedimos todo para compartir; ningún plato principal: mejillones en salsa thai con un tamaño muy considerable y la salsa thai picantita que resultan muy buenos; guisantes de lágrima con huevo y careta ibérica que me pareció una ración ridícula, casi que no da ni para una persona; estaban buenos pero los he comido mejores y con más tamaño; berenjenas con puré de patata y alcachofas fritas que me pareció un plato muy redondo en donde todos los ingredientes combinan y están muy logrados; rabas con alioli un poco sosas pero ricas; los langostinos en tempura con espárragos verdes y salsa japonesa (tipo sushi 99) que estaban SOBERBIOS, de 10, mejor que la otra vez que los recordaba más mediocres; unas croquetas de cecina muy buenas pero reconozco que es un sabor un poco delicado y fuerte para que gusten a todo el mundo y las chuletitas de conejo que, yo no como conejo, pero me parecen muy secas y con poca chicha, aunque quienen las comieron comentaron que son como pipas y están buenísimas. Como postres pedimos una tarta de chocolate con frutos rojos que estaba riquísimas (yo quitándole los frutos rojos) y una torrija con mango que, a mí, me gusta más sin mezclas ni estridencias; la torrija tenía una textura deliciosa pero me sobra el mango... ya sé que es por hacerla un poco diferente, pero hay cosas que se valen por sí solas. El montaje de la mesa ha cambiado a más sencilla, la recordaba con vajilla y todo en general más cuidado. Nos dijeron que hay aparcacoches y no lo había al llegar; pequeña faena aunque hay un parking en la misma calle un poco más arriba. Dr. Castelo, 30.

8/10  €/€€€€ http://www.tabernalaredo.com/  --

VISITA ANTERIOR El local está distribuido en dos plantas. Abajo está dedicado exclusivamente a barra y mesas altas con taburetes y también un expositor con todos los pescados, carnes y quesos para ir abriendo boca. Esta zona está animadísima, era jueves y estaba hasta la bandera, con razón está también en la fabulosa ruta para #aperitivear de la zona Retiro. Arriba se encuentra el restaurante en sí. La carta es la misma arriba que abajo. Carta que cambia casi a diario. Dispone de aparcacoches. Cenamos arriba donde hay un poco de ruido porque además también estaba lleno, ninguna mesa libre. Las mesas están muy bien servidas (buen servicio rápido y atento) y montadas y me encanta el detalle de los "duralex"; soy fan de estos platos de mi infancia. Nada más sentarte te traen un cuenquito con un aperitivo que consiste en unos pedazos de un pollo empanado con una salsa como teriyaki, muy sabroso. Pedimos 3 entrantes a compartir: guisantes lágrima que estaban muy ricos con un huevo de fondo y jamón molido, ensaladilla rusa también muy buena y unos langostinos en tempura con espárragos verdes (estilo Sushi 99) que estaban muy ricos pero fuera de lugar; quiero decir que no es el sitio para pedirlos (culpa nuestra). Atento a las raciones porque son muy grandes. Pregunta porque hay platos que tienen 1/2 raciones (sistema que me gusta) pero no lo pone en la carta. De platos principales: chuletitas de conejo al romero (muy recomendado por ellos) y que no nos gustó porque resultan muy secas y con poca chicha (pienso que el conejo está mejor en guiso); un steak tartar riquísimo y unas carrilleras glaseadas exquisitas pero una ración imposible de terminar. Nos pasó una cosa, error nuestro y por lo que tengo que volver: no pedimos las carnes porque pensamos que iba a ser mucha cantidad y no pedimos los pescados porque nos marchábamos al día siguiente a la playa y nos íbamos a pasar 3 días comiendo pescado sin parar, pero, tengo que volver a probar el Virrey y el chuletón de vaca vieja porque lo ví, sé que son de gran calidad y eso hay que catarlo. Sí puedo decir que, a pesar de no haber pedido lo que hay que pedir, todo es producto de mercado muy fresco y está muy bien elaborado. ahhhh y el pan también muy rico de 3 variedades distintas. No pedimos postre ni vino. Dr. Castelo, 30

8/10     €€/€€€€  http://www.tabernalaredo.com/   --