20. mar., 2019

THE BELLINI'S

Entramos a este local de paso caminando por el barrio de Salamanca. Me pareció haberme trasladado a los bares americanos de los 70 en pleno Rodeo Drive de Hollywood con esos toldos en la fachada; Preciosísimo local en 2 plantas con un interiorismo diferente al todo Madrid, original, ad hoc con la época que quiere reflejar: esas sillas de terciopelo y flecos (tipo las discotecas de los 70), esa barra tapizada maravillosa, las mesitas de mármol redondas, las lámparas del techo, el espejo cuarteado del fondo... absolutamente todos los detalles son preciosos (no te pierdas el video). Me encanta la barra con todos los artilugios para preparar cócteles de todo tipo y variedad, las copas conteniendo los cítricos "idiotizados"😂(como digo yo...) "que síiiii que ya sé que son liofilizados"; la escalera... absolutamente todo me pareció destacable. Como decía, entramos con luz de día y pedimos la carta y viendo que era un restaurante de cocina italiana no muy caro, decidimos probarlo esa noche y allí volvimos. Pues bien es una lástima porque la calidad de la comida no se corresponde con el sitio. Lo que le pega a ese sitio es que fuera únicamente un local de copas lujoso con snacks pero claro, con eso no se mantiene un local; pero quizá entonces deberían haber hecho mas hincapié en la cocina si quieren que allí se vaya a cenar y comer buena cocina italiana. Las pastas las elaboran ellos diariamente y las pizzas son artesanales elaboradas en horno de piedra. Pedimos una burrata con aguacate y anchoas (11,50€) que estaba falta de aliño y las anchoas no parecían de muy buena calidad; también unos spaguettis a la boloñesa de ragut (9.90€)  que me los esperaba con la clásica salsa siciliana ragú, mucho más elaborada que nuestra boloñesa, y no eran nada especiales; papardelle a la crema de trufa (11.50€) que tampoco eran maravillosos; tagliolini a la boloñesa (9.90€) y Papardelle bogavante (15.90€) que estaban muy picantes y el bogavante tampoco valía nada. De postre pedimos un tiramisú (4.50€) que estaba muy muy rico.Los precios son bastante ajustados y los postres muy baratos  Creo que todas las pastas están cocidas en exceso (no al dente como me gustan a mí). Pienso que deben estar muy buenas las pizzas (10 variedades desde 8.50€ a 12.90€) porque el pan que pedimos estaba riquísimo y es de la masa de las pizzas. También pedí un bloody mary (9€) que estaba exquisito, perfectamente elaborado y de un tamaño muy generoso. Las mesas resultan muy incómodas para cenar porque son muyyy pequeñas, y la servilleta es de papel. La chica que nos atendió muy amable. En resumen: creo que es un sitio estupendo para venir a tomar un cocktail, gin tonic o vermouth, un postre y una pizza. También lo veo apropiado para plan de familia con niños, no para una comida de negocios ni cena con amigos en plan grupo grande porque es incómodo. Hay muy poca luz sobre las mesas que hace difícil ver lo que comes y de ahí la mala calidad de mis fotos. En verano se abren todas las cristaleras de la fachada quedando el restaurante incoporado a la calle. El parking está a la vuelta de la esquina en la calle Gral. Díaz Porlier. José Ortega y Gasset, 55.

5.5/10   €/€€€€   http://thebellinis.es/  -Imagen relacionada-

VIDEO