21. feb., 2019

ROOSTIQ

Pues me gustó mucho este sitio informal pero muy rico. El local se encuentra pegado al "hotel Only You" pero no pertenece al hotel. Al entrar tiene una zona de mesas y taburetes altos y la barra que hace de pasillo de entrada al comedor. No es muy grande y la insonorización no es mala del todo. Un poco oscuro con bombillas tenues. Mesa muy correctamente vestida a excepción de la servilleta que es de papel. Al fondo del local, junto a la cristalera que da a la cocina, hay una mesa larga en un cubículo que hace como de reservado. Era un día entre semana a la hora de comer y no quedaba ninguna mesa libre. El camarero que nos tocó estaba un poco empanado y había que repetirle las cosas varias veces. Su especialidad es el pollo, a pesar de que sólo tienen 2 variedades, pero la carta es extensísima e incluye también carnes y 2 pescados. El modo de cocinar el producto es, principalmente, el horno de leña: las pizzas, las carnes, las verduras... También cuenta con unos cuantos cocktails.  Me pareció caro que la botella de agua cueste igual que una copa de vino blanco (4€). Mencionar que -como aparece en su carta- crian pollos y cerdos en su propia finca (en Avila). Cultivan patatas, rúcola, acelgas, tomates, pimientos y muchas otras verduras. Cocinan a fuego directo; no maquillan los platos; no utilizan freidora; no hacen cocina de autor; no podrían vivir sin pizzas ni buen pan; así que... ¿A que suena todo muy bien?. Al sentarte traen un aceite con un buen pan y unas rodajitas delomo muy rico todo para entretener el paladar. Pedimos como entrantes a compartir: los famosísimos torreznos que merecen mención porque son muy ricos, distintos a todos, blanditos, parece cinta de lomo adobada MUY BUENOS!; también pedimos lomos de sardina marinados que estaban regular, un sabor demasiado potente; y un canapé de anchoa de santoña con tomate buenísimo; como platos principales: el pollo de la abuela ¡EXQUISITO! guisado en una salsita deliciosa para mojar y mojar; la pizza de champiñón portobello con trufa añadida (10€) estaba ligeramente sosa pero la masa está lograda y los ingredientes también; entrecot de vaca, 1/2 kilo de carnaza ¡EXTRAORDINARIA!, no en vano es de cárnicas Guikar y eso se nota; viene acompañada de patatas gajo y pedimos además los pimientos asados que son ¡MARAVILLOSOS!; pluma ibérica a la plancha que pedí con el afán de que viniera bastante cruda pero me la trajeron muy pasada y la cambié y pedí más cruda pero al final fue punto medio porque me explicaron que no permiten la carne de cerdo tan cruda (cuestionable...) aunque estaba tiernísima y sabrosa; y de postre una tarta de manzana artesana con crema inglesa que es un postre muy bueno; nivel ¡DIOS!. En definitiva es un sitio donde se come muy bien y en un ambiente agradable. El parking más cercano está tan cercano como la acera de enfrente. Augusto Figueroa, 47.

7.5/10 €/€€€€   http://roostiqmadrid.com/  --

VIDEO