22. dic., 2018

TABERNA LA ELISA

Lo llaman taberna gastronómica. Pertenece al grupo "El Triciclo". Reservamos en el último minuto y nos daban una mesa en el piso de abajo (sótano odiados por mí) pero finalmente conseguí convencer al camarero y nos dio la mesa arriba. El local es del año 1907 muy bonito con su barra de madera y sus paredes forradas de azulejos. Tiene todo el sabor castizo de una taberna de las de antes, ¡muy bonita!. La barra es muy larga, llega hasta el fondo y tiene alrededor taburetes altos. Toda la planta de arriba es todo zona barra, con mesas bajas, altas, taburete bajo y alto. Y abajo un comedor. La carta tiene apartado de "huerta" (tomate, judiáon, asadillo), "el sabor más cañí" que incluye los clásicos (bravas, boquerones, etc.), "con la mano de un bocado" que son cosas que puedes pedir individuales, y el apartado dulce; sabores con solera, bien conocidos en los hogares madrileños, presentados en platos cuidados. La unión entre tradición, renovación, y cocina castiza. Pedimos: 1 mejillón tigre que estaba muy rico; una anchoa sobre pan de cristal con tomate también muy rica; ración de boquerones en vinagre con patatas y aceitunas que no valían nada; patitas de calamar fritas muy buenas; callos madrileña que no son los mejores; judías con rabo de toro buenas; de postre una torrija que estaba regular. Creo que le ponen demasiado verde por encima a todos y cada uno de los platos; yo lo eliminaría. El servicio muy amable aunque la chica que nos tocó al final (después de la amabilidad de los demás) fue muy lenta y no estaba muy espabilidad; tardamos un montón en que nos trajera la carta, luego tomarnos nota, etc. Nosotros fuimos en Cabify y desde luego que, en estos momentos, es lo más cómodo para acceder al Centro. Santa María, 42. 

6.5/10  €/€€€€ http://eltriciclo.es/la-elisa/  --

VIDEO