10. dic., 2018

LA MADREÑA

Restaurante asturiano que se ubica en el antiguo "Hispano" un clásico de Madrid que me da pena que haya desaparecido; era tan bonito el local... J. Luis Rodríguez y Margarita Rodríguez, propietarios del Grupo La Madreña (éste es el 3er restaurante), lo han reformado totalmente y lo han convertido en un lugar muy lujoso con bonito interiorismo. La mesa con todos los platos iguales, también los platitos del pan. Todo muy nuevo porque sólo llevan 8 meses abiertos. El local tiene unos 5 escalones de entrada que se salvan con un ascensor para las personas discapacitadas. Al entrar tiene una importante y bonita barra con taburetes y mesas altos ideal para un afterwork que, además por la zona en la que está, seguro que se llena. Buena atención por parte del maitre pero el camarero que nos atendió no era muy ducho en servir una mesa y cometió algún error no muy profesional. Te traen de entrante un queso de cabrales (con una presentación muy mona) que les hacen para ellos que estaba muy muy rico pero con unas tostadas que no le pegan mucho; yo lo traería con otro tipo de pan más elaborado. Pedimos de entrante: unas alcachofas con jamón que estaban sin más, les sobraba alguna hoja exterior. Y de platos principales: un pitxin para 2 personas que estaba ¡extraordinario!, me encanta el rape a mí; cachopo de jamón y queso trufado para 2 personas que estaba buenísimo de sabor y con una puesta en escena preciosa, acompañado de salsa de queso y una ensalada de col también muy rica, pero... yo no lo enrollaría porque lo hace demasiado pesado, pero, insisto, estaba logradísimo; y una fabada asturiana con su compango cocido a fuego lento también buenísima al igual que el compango. La carta muy variada y apetecible y la variedad de fabada (5 tipos diferentes) bien merece venir a probar otras. También tienen 9 tipos de cachopo diferentes, incluido uno de pescado ¡ALUCINANTE esta variedad!. De postre pedimos un helado de queso  idiazábal con membrillo que no tenía una textura muy lograda aunque de sabor estaba bueno. Desde luego que la maestría de José Luis, formado en la Escuela "Le Cordon Bleu", se aprecia en la calidad y elaboración de sus platos. No pedimos vino, excepto por una copa de José Pariente. No cuenta con aparcacoches y el parking más cercano está bastante lejos (creo que en Fdez. de la Hoz) al otro lado de Castellana. Tiene la ventaja de que abre los Lunes, que cada vez abren menos sitios los Lunes y que puedes encargar todo lo que quieras de la carta y te lo preparan para llevar. Lo veo perfecto para comida familiar o de negocios porque la RCP es extraordinaria y dispone de un reservado para 12 personas. Castellana, 78.

7.5/10  €/€€€€  http://lamadrenacastellana.com/  --

VIDEO