ÚLTIMOS/PRÓXIMOS VISITADOS

1. abr., 2021

Comida en la terraza de este sitio que me ha gustado mucho. Abrieron en plena pandemia en Junio 2020, ¡ole por la gente emprendedora y echada para delante!. El negocio lo han montado dos chicos jóvenes, muy diversos ellos (uno italiano "Andrea" y otro portugués-danés "Fran") de donde sólo pueden salir cosas buenas. Son un encanto y te atenderán genial como a mi. La carta es íntegramente súper apetecible; buena parte del apartado de dulces es creación de Fran Segura, <el Chef del Chocolate>, campeón del mundo en World Chocolate Master 2014; ahora me explico la exquisitez del postre que pedimos. El tipo de cocina muy diverso pero predomina un toque andaluz en varios de sus platos. Aparte de la carta tienen algunos "fuera de carta" que van cambiando. El local es muy chulo, con una gran barra a la entrada y algunas mesas altas con taburetes; un poco más al fondo tiene un comedor que, en estos momentos, tienen cerrado por la pandemia. La terraza es muy agradable porque le da el sol casi durante toda la comida, tiene sombrillas y estufas, pero no estructura de techo. Voy con la comida. Traen un aperitivo super abundante a base de fresones enormes de Huelva maravillosos, un mix de frutos secos, patatas fritas y aceitunas. Para comer unos entrantes a compartir: Ensaladilla rusa (9€) que estaba muy buena y con una presentación preciosa, llevaba encima un huevo frito y unas chips de yuca (me chifla la yuca!); todos los emplatados son muy apetecibles a la vista; Tortillitas de camarones (12,50€) que vienen 6 en la ración pero son pequeñitas y están muy buenas, cero aceitosas; Croquetas de chorizo e Idiazabal (13€) vienen 5 y es muy esponjosa la bechamel. Platos principales: Steak tartar (19€) que estaba muy sabroso, bien de punto picante y acompañado de unas chips de plátano macho muy acertadas; Jarrete de cordero (18,50€) una buena pieza y muy logrado; Costilla de Angus (18€) que, a pesar de ser una carne muy grasienta, estaba deliciosa con las varias cocciones y no resulta para nada pesada, viene acompañada de unas patatas muy bien fritas; y una Lasaña wanton de chipirón (11€) que es absolutamente DELICIOSA, la pasta viene frita en diversos pisos y lo de dentro es una bechamel deliciosa de chipirón, por encima no lleva bechamel; tengo que venir a repetir este plato que me pareció el más top de todos. De postre Chocolate en texturas (7€) crocanti, mousse y otra textura, muy rico el postre!!!. El parking más cercano está en Dr. Castelo casi esquina a Maiquez. Narváez, 34.

7.5/10   €/€€€€  https://www.conceptox.com/  -IG-

VIDEO

10. mar., 2021

Viendo que no lograba estar en exterior en ATRIO, decidí reservar aquí. Este sitio lleva poco tiempo abierto pero ya han logrado mucho y no me extraña viniendo de quién viene. Toño y Jose están al mando de todo en este magnífico sitio. La ubicación es única, en una casa de piedra del casco antiguo de Cáceres, a los pies de la Torre de Sande, Gótica del S. XIV, que, en unos días empezará a cubrirse de hiedra, completando aún más su belleza. Este jardín/terraza no tiene parangón, qué delicia, qué tranquilidad; las mesas bien vestidas con su mantel y servilleta de tela, bonita vajilla, cubertería y cristalería, a pesar de que Jose dice que lo han montado a toda prisa y con lo que tenían... es de no creer porque está precioso absolutamente todo: la mesa central con esas flores, la fuente, las sombrillas, todo el estilismo aporta mucho para crear un ambiente único. Por poner una pega diría que la puerta que comunica con la cocina (creo) debería permanecer cerrada durante todo el servicio de comidas porque se escuchan los ruidos de dentro de la cocina (también es verdad que mi oído es de tísica). El interior es igualmente precioso, con un suelo damero muy bonito, mesas y tonos claros muy muy agradable. El servicio muy amable aunque todavía con algunos fallos con los aparatos que toman la comanda. Vamos con la comida: de aperitivo traen un paté elaborado por ellos a base de higadillos de pollo con gelatina de mosto blanco ¡ESPECTACULAR!; Pedimos unos entrantes a compartir: Vieira sobre parmentier de patata, puntitos de mayonesa siracha, cacahuetes en polvo y espuma de coco (5.50€), la vieira tenía un ligero sabor a curry también y es porque va macerada en curry; estaba riquísima con esa mezcla de sabores que casan tan bien unos y otros, por poner un pero, quizás un puntito salada. Brioche de ternera (5.50€), una delicia el panecillo y la suavidad de la carne que se deshace; Langostinos en tempura con salsa cremosa (20€) que, a pesar de ser ya un plato muy manido, estaban DELICIOSOS. Como platos principales: Lubina a la parrilla (27€) que estaba correcta, y Mejillones con salsa de mantequilla ahumada y especias (15€) muy ricos aunque no eran de gran tamaño. De postre: Tarta de manzana (11€) que es más bien un pastel (lo digo por el tamaño) que no estaba muy lograda y Tarta de limón (11€), la masa estaba ligeramente reblandecida pero la crema de limón buena. Los postres me parece que tienen un precio excesivo para lo que son. Pedí un café con una presentación también preciosa y con una gourmandise de chocolate puro deliciosa. Mi próxima experiencia será en ATRIO porque tengo muchísimas ganas. Fui hace tantos años que no tenía todavía ninguna estrella. Calle Condes, 3 (CACERES)

8/10   €€/€€€€ https://torredesande.restaurant/  -IG-

VIDEO

7. mar., 2021

Vine en temporada de calçots porque me gustan mucho y hacía muchisimo tiempo que no los tomaba. No os puedo contar nada del local porque ni entré; estuve todo el rato en la terraza. La terraza tiene sólo 2 mesas de 4-6 y sombrillas, no tiene techo ni estufas El servicio fue bastante mediocre porque la persona que nos atendió era muy antipática. Voy directamente a la comida. De aperitivo nos trajeron una Chistorra con patatas paja que estaba muy rica y el pan, que es buenísimo, de varios tipos, el de aceite brutal. Pedimos unos entrantes a compartir: Ensaladilla rusa que estaba deliciosa y unos Buñuelos de bacalao (que parecían taquitos de bacalao en fritura) ¡ESPECTACULARES!. Esto, junto con la ensaladilla fue lo mejor de la comida. Como platos principales pedimos 2 raciones de Calçots para 2 personas que sobraron muchísimos porque no nos lo explicaron bien; como he dicho anteriormente el camarero no hacía ningún esfuerzo por facilitarnos las cosas. Con 1 ración comen 2 personas de sobra. Vienen acompañados de la Salsa romescu y de la Butifarra con las Mongetes (alubias en cristiano!), los calçots no eran los mejores, estaban  bastante insulsos, la salsa romescu demasiado espesa aunque rica de sabor, la butifarra muy seca, además yo pensaba que era blanca y era roja,a mí -como sabréis- me encanta la blanca; y las mongetes mediocres, además de que pensé que serían parecidas a las de Valls (de donde son originarios los calçots) donde las cocinan en sartén con poquísimo aceite, pelín de ajo, perejil y alioli; éstas eran guisadas. También pedimos otro plato principal que eran Pochas con rabo de toro que estaban muy ricas. De postre: Tiramisú muy bueno, Crema catalana buena y Tarta de queso bastante mediocre (ya sabéis los que me seguís que mi exigencia con este tipo de tartas es muy elevada). En resumen: Creo que es un sitio en el que se come muy bien pero el menú de calçots no es su fuerte. Parkings hay varios en la misma calle ponzano y ahora son muy necesarios porque, con todas las terrazas que han instalado en Ponzano ocupando plazas de aparcamiento en calzada, es imposible aparcar. Ponzano, 47.

6.5/10  €/€€€€  https://restaurantecandeli.com/  -IG-

VIDEO