1. feb., 2019

JULIÁN DE TOLOSA IBIZA

Hace... ¿30 años? sí,... que una ya va teniendo sus añitos, íbamos (mi entonces novio, hoy marido) al Restaurante que tienen en Cava Baja; lo frecuentábamos muy a menudo; entonces la oferta gastronómica de Madrid no era lo que es hoy en día, y Julián de Tolosa era de lo mejorcito. Pues bien, acaban de inaugurar el mismo concepto en el Barrio de Retiro que, continúa su ascenso como punto de referencia de la restauración en Madrid. El local es pequeño (unas 10 mesas) pero muy bonito, acogedor y silencioso (sin músicas ensordecedoras y bien aislado). La puerta de entrada está muy encima de las mesas lo que te induce a pensar que te vas a quedar helado cada vez que abran la puerta porque nuestra mesa estaba justo delante; pues no, tienen un chorro de aire caliente que evita perfectamente esto, y eso que era una noche de 2º. Tras la zona de comedor se encuentran las brasas y las cámaras donde conservan las piezas de carne. No dispone de barra. La mesa bien vestida con bonita vajilla y todo a estrenar. La carta es muy escueta con algún entrante, sus especialidades que son (como siempre) los pimientos asados y los diversos cortes de diversas razas de vaca (nacional e internacional) y nada más, porque en Cava Baja tienen las alubias de Tolosa que aquí no (se echan de menos). Ah sí! Casi me olvido, como pescado tienen bacalao, únicamente. Nada más sentarte te traen el pan con aceite y sal para mojar. Diossssss ese pan es de los mejores que he comido últimamente; casi podrías ya cenar con eso. A continuación traen unos aperitivos riquísimos: Chistorra exquisita, y una pizarra con chorizo de Buey Alejandro Goya y cecina de buey también riquísimos. Como entrantes a compartir: puerros asados, con su aceite de puerro y queso por encima, que estaban buenos pero tampoco para echar cohetes y unas alcachofas con emulsión de mostaza que no me gustaron porque pienso que no es necesario aderezar unas alcachofas en temporada para que estén deliciosas y las estropean con la emulsión, amargan. También de entrantes carpaccio de frisona con rúcula y lascas de foie, estaba bueno pero no se aprecia el foie y la carne tan finita tampoco era muy sabrosa. A continuación pasamos a las carnes acompañadas de los correspondientes pimientos asados. En carta aparece "Chuletón de vacuno mayor" y cada día te ofrecen la pieza de carne que tienen para cortar; a nosotros nos tocó chuletón de Simmental que es una raza autóctona polaca. Los pimientos y la carne son EXTRAORDINARIOS. Para los amantes de la buena carne este es un sitio a tener en cuenta; también el punto de la carne es perfecto. Los postres son muy elaborados, hay 2 en carta de Paco Torreblanca y otros de padre e hijo Gorrochategui (Matías y Rafa). De la parrila se encarga Iñaki. De los postres estaba extraordinario el arroz con leche (el mejor que he probado); el pastel vasco que me pareció regular; y el milhojas de vainilla que estaba bueno. No me gustó el coulant de chocolate porque lleva algún tipo de aroma (clavo, genjibre o cardamomo) que elimina el sabor del chocolate del postre. Tiene una carta de vinos cortita donde la referencia más barata cuesta 20€ y la más cara 65€. 3 blancos y 4 tintos. Nos bebimos 2 botellas de tinto pero mis precios son siempre sin vino. No dispone de aparcacoches pero hay varios parking alrededor; el más cercano en Fernán González. Ibiza, 39. 

7.5/10  €€/€€€€  https://ibiza.juliandetolosa.com/  -Imagen relacionada-

VIDEOï“·