10. oct., 2018

UMO🇯🇵

Última apertura 100% cocina japonesa en Madrid de manos de algunos miembros del "Grupo Larrumba" y otros del "Grupo El Escondite"; mismos socios que en "Carbón Negro". El local no me ha gustado demasiado, me ha recordado al de "Bibo" por la distribución en esquina pero mucho más feo que éste que lo considero de los más bonitos de Madrid. Techos muy altos que lo hacen desangelado. Un poco en la línea de Larrumba pero no tan bonito, bien es cierto que en UMO prima la cocina frente al interiorismo (se agradece), cosa que no ocurre en los del resto del Grupo en los que prima la lámpara de paja frente a la comida.  Tiene otra planta arriba con un reservado para conseguir más privacidad o poder montar más juerga sin molestar (para todo sirve...). Gran amplitud y separación entre mesas. Fuimos entre semana a la hora de comer y el público era mayoritariamente hombres de negocios, mucho trajeado... Cuenta con una importante y bonita barra de Cocktails con taburetes altos; también la barra bajita (en donde yo comí) con cocina en directo delante de tus ojos; te aconsejo pidas tu mesa en la barra que sólo tiene 4 puestos y es mucho más divertido. Muy cómodas las sillas bajas donde te sientas y un reposapiés donde apoyarte. El montaje de la mesa da gusto porque es todo nuevo; enorme plato y enorme servilleta de tela igualmente; ¡no esperaba menos viendo los precios!. En cocina los socios se han sabido rodear de personal muy experimentado provenientes de otros grandes de Madrid como NODO, ex-pan de Lujo, Sushi 99, etc. Y el estilo de comida muy en la línea de KABUKI o UMIKO (este con menos lujos pero diría que más exquisito). UMO es especialista en la técnica de “robata” la partilla de los japoneses desde hace 2000 años. Vayamos a la comida: traen un aperitivo muy rico consistente en una especie de patatas especiadas; y a continuación ya pedimos todo para compartir: usuzukuri de pescado blanco con emulsión de yuzu y paté de trufa blanca con un maravilloso corte pero quizá poco sabroso; gyozas de pintada de bresse en pepitoria y foie gras que estaban muy ricas; tempura de langostinos nada que envidiar a las del "Grupo Sushita Café" y doble de precio; sisho burger de carne de buey gallego madurado que estaba espectacular; nigiris de vieira que estaban muy ricos; nigiris de toro igualmente ricos; gunkan de atún que nunca había probado y estaba muy rico pero muy incómodo de comer; picaña curada con arroz de shitake y rúcula espectacular plato, muy redondo ya que la carne es extraordinaria y el arroz está muy sabroso; Futomaki de cangrejo de lo que menos me gustó si no fuera por las patitas de cangrejo que están riquísimas y hacen el plato un poco más completo; y para terminar Nigiris de Salmón que me pareció que estaban sin más. No pudimos pedir postre porque íbamos muy mal de tiempo. Las carnes (de la gallega cárnicas LYO) me han gustado más que los pescados.  En resumen: me quedo antes con "sushi 99" o incluso con cualquiera del Grupo "Sushita Café" que han sabido acercar este tipo de cocina al público en general con unos precios super ajustados. Pienso que este es un sitio de bastante postureo que a mí, particularmente, no me va nada. Se come bien pero no extraordinariamente para su excesivo precio. Ya sabemos que la cocina japonesa no es asequible pero verdaderamente pagar 54€ por esta comida sin vinos ni postres, me parece un exceso. Ahhh y además sin aparcacoches, que me parece lo mínimo para un sitio que alardea de lujoso. El parking más cercano está en Martínez Campos. Paseo de la Castellana, 43. 

7.5/10 €€/€€€€ (sin vino y sin postre)  http://www.umomadrid.com/   -Imagen relacionada-

VIDEO