6. jul., 2018

EL INGREDIENTE

Lo calificaría como casa de comidas con cocina moderna, con grandes elaboraciones y muy muy rica. Llevan 2 años abiertos en un local que no dice nada, fuera de los clásicos circuitos de moda, al que lo más seguro no entrarías por su aspecto exterior de bar/cafetería de toda la vida o al que quizá entrarías sólo buscando tomar una cerveza, pero... ya si te sientas a su mesa, todo se transforma. El local es muy pequeño con 7 mesas que acogen a 22 personas y una cocina diminuta que -para mi gusto- es su mayor handicap porque esto lleva a que los tiempos entre platos se alarguen en exceso. La mesa bien vestida sin mantel ni estridencias pero con su servilleta de tela. 3 socios jóvenes, aburridos de sus respectivos trabajos, uno en un despacho de abogados, otro ingeniero industrial y un tercero en Sonido deciden montar esto y de momento han triunfado a pesar de su poca experiencia en hostelería y cocina. Tienen una carta con 15 cosas+2 fuera de carta todo seguido, es decir sin clasificar por carnes, pescados, entrantes etc. Sistema de los que me gusta con 1/2 ración de TODOS los platos, lo que te permite hacer una comida de todo para compartir y todo para probar; buen plan, ¿verdad? No hagas caso de la carta de la web porque está anticuada. El pan es de “la miguiña“ buenísima panadería de las de mi blog también. El aperitivo de la casa es una riquísima crema de coliflor que, esto junto con el pan, ya te da un poco la medida de cómo puede ser el resto. Pedimos un foie mi cuit con chutney de manzana y manzanas ácidas en tiras que estaba muy bueno aunque los panecillos ligeramente tostados en exceso; un arroz meloso de pato, naranja y crudités de verduras que es un plato muy diferente y muy rico, el pato exquisito; ragout de setas chinas con pasta fresca y salsa de anguilas también muy logrado; pez mantequilla marinado crema trufada y setas a la mantequilla avellana plato muy elaborado con grandes mezclas muy bien integradas; sandwich cubano que es un bao relleno de panceta caramelizada y hierbabuena con gran profusión de salsas (entre otras la mayonesa japonesa que me chifla) que estaba para repetir; y para terminar, y salirse de todos los cánones de exquisitez, el pichón de Bresse asado con pulpo y maiz baby que, siendo una mezcla extraña carne-pescado, está logradísimo con una salsa espectacular y mi😇ya quiere volver a comerlo de nuevo. Merece la pena que te dejes aconsejar porque, de su carta, ellos tienen 4-5 platos que son sus especialidades y los bordan. De postre: panacota de chocolate blanco infusionada en amontillado, muy rica y crema de queso azul con frambuesas nivel Dios!!!! este postre que hoy era una crema, normalmente es una tarta que tendré que volver a probar para completar mi ranking de tartas de queso. En resumen: creo que te gustará su cocina aunque el sitio no sea el más glamouroso de Madrid, tienen prevista una pequeña reforma y además se agradece la gran relacion calidad-precio en esta burbuja gastronómica en la que estamos. No dispone de aparcacoches pero se aparca bien y el parking más cercano está en Ponzano, 85. Alenza,5.

7.5-8/10  €/€€€€ http://elingredienterestaurante.com/ -Imagen relacionada-

VIDEO 

A ver... mi duda es: ¿le pongo un 8 (y lo meto en mis favoritos) por la extraordinaria relación calidad-precio, la exquisita comida, y el trabajo bien hecho, pero -por sus limitaciones de local y servicio- le pongo un 7.5?