1. jul., 2018

NIMÚ BARQUILLO

Local muy bonito y agradable. Tiene a la entrada una barra redonda preciosa y original perfecta para un aperitivo con la sección de la carta de "picoteo". Estética industrial en los tubos del aire a la vista recorriendo los techos. Grandes ventanales dejan filtrar una agradable luz que se cuela hasta cada rincón. Mesa bien vestida con servilleta enorme imitando trapo de cocina antiguo. Tuvieron otro local en lo que fue el "Hotel Adler" en Goya pero ya no existe. Mobiliario muy bonito y ambiente tranquilo, silencioso (nada ruidoso) y acogedor. Cartas originales, parecen de cartón y, cuando vas a cogerlas, pesan un montón porque son metálicas. De los interiorismos más bonitos que he visto últimamente, no en vano está realizado por Pascua Ortega y se nota. Este grupo (al que pertenece el restaurante de Madrid) cuenta con una larga trayectoria en León donde cuenta con 3 restaurantes muy reconocidos. En el servicio los tiempos se alargan un pelín más de la cuenta entre plato y plato. Vamos a la comida que me pareció irregular; me explico: unas cosas están EXQUISITAS y otras solo correctas. La cocina es mediterránea con algún guiño asiático y asturiano. Los emplatados son fantásticos y con gran despliegue de acompañamientos tipo tomatitos o patatas...  Pedimos como entrantes: la tortilla de patata con salsa de bravas que resultó sin más, está muy sosa y las patatas demasiado al dente; Nigiri de huevo de codorniz con trufa e inyección de soja absolutamente EXQUISITOS, aunque los tienen en muchos sitios me han gustado más; torreznos (los pedimos en todos sitios) que no son los mejores; pez mantequilla con alga wakame que es un plato de 11, NIVEL DIOS!; y como platos principales cachopo clásico MARAVILLOSO, entrecote laminado con tuétano asado sabrosísimo y en su punto y con ese toque de tuétano que yo le pondría un poquito más cantidad porque es delicioso. Los postres son buenísimos: tarta fina de manzana con helado de vainilla muy buena, y crema de mascarpone con frambuesas que viene con una capa caramelizada que está exquisita. Es un sitio al que volvería porque tienen la típica carta de la que pediría todo y te cuesta elegir de lo apetecible que suena todo; y por este motivo lo he incluído entre mis favoritos. Por cierto! tiene unos precios muy asequibles. No dispone de aparcacoches pero hay parkings cercanos y en Domingo no hay nadie en la calle y se aparca sin problema. Barquillo, 40.

7.5-8/10  €/€€€€   http://www.nimubarquillo.com/    -Imagen relacionada-

VIDEO