13. jun., 2018

CILINDRO

Cena de amigas para 8 aunque al final, por diversos contratiempos, terminamos cenando 5. Vinimos a este sitio que es la 2ª apertura de Ronda 14. Este es fusión peruana-asturiana, con discreta presencia de Asturias y más presencia peruana, no tiene ninguna influencia japonesa que Ronda 14 sí tiene. Sus propietarios, el cocinero limeño Mario Céspedes y la jefa de sala asturiana Conchi Álvarez, vienen de Avilés, donde comenzaron con este proyecto gastronómico con mezcla de recetas peruanas y asturianas. Allí siguen manteniendo el primer restaurante. El local es amplio en 2 plantas: arriba a pie de calle la zona de barra enorme con mesas y taburetes altos en donde no se puede reservar y abajo (en sótano sin ventanas) muy amplio está el comedor donde puedes reservar sin problemas. Dispone de una carta no demasiado extensa pero en la que todo es absolutamente exquisito; me encanta la cocina peruana!!!. La carta cuenta con medias raciones lo cual es muy cómodo para conseguir probar más cosas y poder compartir bien; me encanta el sistema de medias raciones. La mesa con mantelito individual y servilleta de papel del duro (no sé si abajo será de tela) y todo muy nuevo. Toda la cena fue para compartir y aconsejo pedir asesoría al encargado si no controlas mucho su cocina porque es la manera de acertar seguro. De entrante te traen unos mini bocadillos de bonito (un poco raro como aperitivo la verdad) aceitunas y patatas. Nosotras Pedimos un ceviche verde con huacatay y mango que estaba nivel ESTRATOSFÉRICO ¡uf quiero volver a comerlo!; son absolutamente deliciosos estos sabores cítricopicantes...;  Causa de langostino, salmón y chile también muy rico aunque un poco escasa la ración que pedimos para las 5; gyozas de anticucho con ají limo y cilantro también deliciosas; ají de pollo con arroz cremoso de coco delicioso; torto de rabo de toro nivel Dios (como dicen los expertos). Y para terminar la carta de postres que es más floja; pedimos bizcocho en leche con helado lemon grass y hierbabuena que estaba rico y cilindro de chocolate con helado de mango que estaba también bueno aunque dijeron que tenía dentro dulce de leche y no se aprecia. En resumen una gran experiencia culinaria a incluir entre mis favoritos. Tendré que volver a probar más variedad de platos. No cuenta con aparcacoches pero entre semana se aparca bien y si no hay un parking en Alcántara y otro en Conde de Peñalver. D. Ramón de la Cruz, 83.

8/10   €/€€€€   https://www.facebook.com/cilindrorest/    -Imagen relacionada-

VIDEO