9. mar., 2018

SHANGHAI MAMA🇨🇳

Nueva apertura de otro restaurante asiático más; en esta ocasión chino. Extensisima carta con todo tipo de variedades de arroces, noodles, dumplings (su especialidad) y tambien ensaladas, carnes/aves, pescados/mariscos. Tendrán en breve carta de alérgenos. Pedimos una barbaridad de cosas que no voy a enumerar porque sería interminable. Fue una cena familiar de 16, con muchos jóvenes y adolescentes (que devoran, más  que comer) y es un sitio perfecto para esto porque no es caro. Pedimos muchos entrantes a compartir y después cada uno un plato principal. Los platos principales son inmensos (no nos lo dijeron) y de un plato comen dos. Lo mejor sin duda de toda la carta es el arroz “ku bak crujiente  de pollo y mariscos con huevo de pita pinta” es un plato que te terminan en la mesa con un soplete; muy espectacular ¡exquisito y distinto a todo!; también muy rico el “udon de arroz salteado al wok” y los “Jiaozi” ravioli rellenos de carne y verduras“; pedid también si venís “paquetitos de pato crujiente” muy sabrosos y algún "dumpling" (el de trufa). Las demás cosas estaban bien (sin excesos) algunas cosas con poco sabor (como los "papillot de langostinos con jengibre") y no pidáis el "udon con sopa 🍜" nada logrado, las "costillas" tampoco, eran todo hueso. Los postres sin más, rico el "platano envuelto en saquito frito"; pero los postres la verdad que últimamente dejan mucho que desear en casi todos sitios; aquí al menos eran diferentes. El local es muy grande, un poco ruidoso (aunque también es verdad que había un cumpleaños) mejor pedir en la zona entrando a la derecha mucho más tranquila, con decoración bonita; anteriormente ocupado por el restaurante vasco “Urkiola Mendi”. La mesa con servilleta y mantel individual de tela ambos (bonita vestida) y... lo que más me impresionó y que resulta perfecto para comidas multitudinarias, fue el servicio. Increíble la velocidad con la que nos sirvieron las dos mesas de 8 en las que estábamos; raudo, eficaz y muy amables, y también me chocó lo bien que tomaron nota de los numerosísimos platos (casi toda la carta) que pedimos (era como para haberse equivocado mil veces). Tienen otros 2 restaurantes más en Madrid (Chamartín y las tablas). No dispone de aparcacoches ni parking cercano pero en Arturo Soria se aparca sin parquimetro, lo cual es una ventaja. En verano dispone de una terraza super agradable!. Arturo Soria, 51.

6/10 €/€€€€   http://www.shanghaimama.es/  -Imagen relacionada- 

VÍDEO 