3. mar., 2018

ALBORA ⭐️

Restaurante de cocina de mercado con materia prima exquisita, no en vano sus principales proveedores son "Joselito" para todo lo Ibérico y "la catedral de Navarra" para todo lo de huerta y conservas. Yo ya lo conocía de un aperitivo en barra pero sabía que habían renovado la carta y tenía ganas de probarlo; hoy hemos repetido en barra pero con algo más contundente porque era cena. Cuenta con una extensísima carta con raciones completas y medias, en nuestro caso hemos pedido todas enteras, y viendo el tamaño, las medias deben ser bastante pequeñas. Cuenta con un apartado importante de entrantes y cada dia de la semana sirven un plato de cucharra. Mucho producto Ibérico (las chacinas en carta) de lo que elegimos la Coppa que es deliciosa. Es un tipo de lomo muy parecido al lomo de presa que compro yo en el mercado en Islantilla. También pedimos la menestra de la Huerta de Mendavia que estaba de sobresaliente; esas verduras frescas en su punto perfecto; los gambones en tempura con guacamole también riquísimos; las alcachofas con foie que el foie era imperceptible y fue lo que menos me gustó; y como platos “principales” -aunque fue todo para compartir- los tacos de merluza de matrícula de honor con una frescura sublime, de las mejores merluzas comidas últimamente, con pimientos confitados también muy ricos y las albóndigas de ventresca y lagarto (no os asustéis por la mezcla, son partes del cerdo) también muy sabrosas. Los postres extraordinarios (últimamente me estaban fallando) la locura de chocolate que no es más que chocolate en múltiples texturas ¡arrebatador! Y la torrija caramelizada también de 🔟. En resumen cena que merece la pena probar y volver a seguir probando más carta. También cuenta con una carta de vinos de todo tipo con más de 60 referencias. El local es muy grande en 2 plantas (arriba tiene el restaurante con otra carta distinta). La zona delantera de mesas altas pegadas a un ventanal y cerca de la barra que es impresionante, y la zona del fondo también considerada de barra, pero con mesas bajas más cómodo pero más oscuro, sin ventanas. La mesa vestida con mantelito individual y vajilla blanca mondo y lirondo. El personal no me pareció excesivamente amable en sus modales pero sí eficaces. Cuenta con una pequeña terraza en la acera en verano. No dispone de aparcacoches y es tarea complicada aparcar, pero existe un parking a la vuelta de la esquina en Núñez de Balboa. Jorge juan, 33.

8/10   €/€€€€  http://www.restaurantealbora.com/  -Imagen
 relacionada-

VIDEO

Recordad que los precios son sin vino ni copas. En esta ocasión nos bebimos 60€ (éramos 4) que no están incluidos en los 35€ por cabeza.