21. dic., 2017

GREENER

Comida de grupo con 6 de las más cercanas de la oficina. La verdad es que nos dieron una mesa horrible,pegada a la barra y pegada a una mesa enorme de todo hombres hablando a voces. Tampoco ayuda que el local está mal insonorizado y resulta mareante. Una vez conocido, ya sé, y os lo hago saber, que hay que reservar al fondo junto a la chimenea o en la zona de los banquitos, donde terminamos tomando la copa y resultó muho más agradable que la comida. También es verdad que estaba lleno hasta la bandera al igual que la terraza. El local es bonito de decoración (lámparas tan de moda de paja chulas) y terraza cubierta también mona en donde se puede fumar. El servicio un poco caótico con el lío de cartas (nos dieron varias) hasta que acertaron. Era entre semana y lo que más dan son menús del día y esa era la carta que nos "cantaban", más otra con cosas de picar, más la definitiva y más extensa que es la que queríamos desde un principio. Fueron muy amables al igual que después con las copas y muy eficaz la chica encargada. Vayamos a la comida: estaba todo rico pero sin grandes originalidades respecto a lo típico de casi todos sitios. Muy ricas las gyozas que les dan un toque de plancha (no solo vapor) que las hace estar mejores. La burrata con trufa también merece pedirse, al igual que las croquetas de boletus y el pulpo a la brasa. Bien en general. De postre, ya no pudieron darnos la tatin por la hora (debían ser ya las 4) pero pedimos el cheesecake que estaba muy rica, pero el otro postre de nutella no me gustó tanto. Las copas nos las sirvieron muy bien. No cuenta con aparcacoches (como ya casi ningún sitio) pero no necesita porque se aparca fácilmente en la calle cosa importante ya que no hay parking próximo. Padre claret, 3. 

7/10   €/€€€€  http://greenercafe.es/  -Imagen relacionada-

VIDEO