1. dic., 2017

LAMIAN SOY KITCHEN

Es un garito con mala pinta en un esquinazo bastante cutre, por eso lo llaman "taberna" oriental (no restaurante) del ramen. Esto ya lo sabíamos antes de reservar, así que no fue una sorpresa. Este punto nos dio igual porque la comida es muy rica y además, ves que está limpio e higiénico que es lo realmente importante. En este local empezó el chino Jong Ping Zhang (también conocido como “Julio”) con su “Soy Kitchen” un concepto de taberna sin carta y cocinando según el humor de Julio ese día y según lo que le ofreciera ese día el Mercado. Este concepto es el que ahora desarrolla en el local nuevo de Zurbano; ahí no hay carta; sólo 2 menús degustación. En Lamian la mesa se viste muy simple: servilleta de papel y palillos; si quieres cubiertos ¡pídelos!. La carta como tal es muy original y graciosa, de plástico como si fuera un Lego y dividida en recuadros por secciones y es bastante extensa; excepto por los postres que sólo hay 4 y que merezca la pena el “mochi cheesecake”. Los nombres de los platos son imposibles de repetir y de entender pero consigues finalmente pedir gracias a las explicaciones del encargado. Su especialidad es el LAMIAN -lógicamente- que yo nunca habia probado; para quién no lo conozca, el ramen o lamian -que en chino significa tallarines estirados a mano- es una sopa con fideos y gran variedad de verduras, seta asiática y bambú, sabrosísima con cierto toque picante; me pareció exquisita y súper creativa con rabo de toro en esta ocasión. No dejes de pedir tampoco el pez mantequilla que también es otra de sus especialidades y los langostinos crujientes deliciosos y de una talla importante. Como ya habrás adivinado, se trata una vez más de una cocina fusión; en esta ocasión de los primeros fusión asiáticos de Madrid (lleva 10 años). Junto a Julio está Pinhao, sumiller especializado en vinos de Jerez, de ahí que el local cuente también con una interesante selección de vinos exclusivos. El local, como ya he comentado no es bonito; está distribuido en 2 plantas y en la de abajo hace un frío terrible porque la puerta de acceso está en mitad y, cada vez que se abre, te quedas helado; deberían poner un parapeto aunque quite espacio. No dispone de aparcacoches pero el parking más cercano es “Saba” que está al lado. Pza. de los Mostenses, 4.

7/10  €/€€€€   http://lamianconcept.com/