19. jul., 2017

BUNS & BONES

Como su propio nombre indica es un sitio de "bollos" y "huesos"; o para decirlo de otra manera de BAOS (bocata tipo japo con pan blando y blanco) y carnes (de ahí lo de bones). El local es muy cutre y pequeño aunque debe tener más mesas arriba porque vimos a gente que pasaba a través de la cocina y subía a otro piso más arriba. También hay otro piso abajo pero pienso que debe albergar sólo el baño. La barra se extiende a modo de bloque de cemento formando una mesa larga común con taburetes altos; esto se encuentra a la entrada. Al fondo están las mesas bajas. Sitio eminentemente jóven (la media de edad era de unos 25 años), extranjeros y gente alternativa. La carta tiene, además de lo que da nombre al local, ensaladas, rollitos de hanoi, incluso pulpo. Una fusión muy variada. El servicio es desastroso; hay una sola chica para atender todo el local. Tardaron en traer las bebidas y en todo en general. El aire acondicionado es un infierno porque te suelta un chorro tipo tornado🌬directamente sobre tu cabeza, hasta el punto de que se vuelan las servilletas de papel (¡y no es una exageración!). He de decir que lo que ofrece la carta está muy bueno. El bao de Pato pekinés delicioso, y también las carnes son buenas. Cuenta con varios locales en Madrid. Si quieres una comida o cena totamente informal y bien de precio este es tu sitio. San bernardo, 12.

6/10  €/€€€€ http://www.bunsandbones.com/