1. jul., 2017

LA SUCURSAL DE CHAMBERI

Vine a este local exclusivamente para probar el Sandwich (bocata en este caso) de pastrami. Hace 35 años, cuando viví en EEUU, éste era mi sandwich favorito y realmente no había vuelto a probarlo en otros viajes a USA y ahora parece ser que está de moda en Madrid y lo están introduciendo en algunos sitios. Pues bien, en este caso, es un bocata en pan de cristal con sus mil capas de pastrami (como debe ser), una salsita de mostaza y rúcula; fuera del pan, de acompañamiento, el pepinillo; ¡está muy bueno! merece la pena probarlo. El pastrami (para quién no lo sepa) es una especie de roast beef (carne roja habitualmente ternera) un poco especiada en salmuera en su capa más exterior, cortado finísimamente. También pedimos unas patatas bravas (con 2 salsas, no sólo brava) que estaban muy buenas a pesar de no ser fritas, y una hamburguesa de rabo de toro también muy rica en pan de mollete. Tienen un Carrot Cake que, aunque no lo probé, sólo por la pinta creo que hay que ir a probarlo. Cuenta con una carta muy reducida pero suficiente para una comida de domingo familiar y además todo parece estar muy logrado. El local es pequeñito pero justo para lo que necesitan: al entrar se encuentra la barra que deja un paso estrecho pero es la forma de potenciarla para aperitivos, la cocina al fondo y la decoración tipo vintage; ideal la lámpara del techo y el color de los paneles de la pared. Tienen una sillas de cuero preciosas diferentes a todas que la dueña se trajo de tiendas de fuera donde las había visto ¡Buen gusto sí señor!. La dueña te atiende personalmente y es encantadora. No dispone de aparcacoches ni terraza. Sandoval, 4

7.5/10    €/€€€€      https://www.lasucursalchamberi.es/

 

FOTOS LA SUCURSAL