ÚLTIMOS/PRÓXIMOS VISITADOS

11. dic., 2018
10. dic., 2018
3. dic., 2018

Es el restaurante que pertenece al "Bastardo Hostel" último albergue juvenil en Madrid. Inaugurado en Mayo 2018 tiene una arquitectura muy vanguardista y bonita. Toda la estructura exterior es de cristal. El edificio ofrece un servicio de hospedaje desde 14€, pero a la vez otorga gran importancia a la parte de restauración, bar, cafetería y restaurante, que es responsabilidad del "Grupo La Musa", viejos conocidos del barrio. También se mantiene una programación de actividades abierta a todo el mundo lo que hace que el albergue también ejerza de pequeño centro cultural. Pues bien, a mí me gustó mucho la estética juvenil del local, incluso la música; ¡¡¡síiiii!!! la música que tenían no me molestaba. Estás imbuido en un mundo de jóvenes y te adaptas. Es un local inmenso con una zona arriba en media planta con mesa comunal concebido para celebraciones. Y abajo mesas, muchas, de todo tipo, redondas con banco alrededor, cuadradas pequeñas y mesas largas. La servilleta es de tela curiosamente. Cuentan con unos hornos fabulosos de carbón y madera diseñados a medida por un experto artesano. La carta simple pero apetecible: cuatro etrantes y cuatro platos principales -pollo, hamburguesa, bocadillo de brisket y costilla de cerdo ahumada-, acompañados por cuatro guarniciones, y rematada con cuatro postres. Es económico, excepto las bebidas que me parecieron caras (1 botella heineken 3€). El protagonista es el pollo asado que lo pedimos y estaba muy rico; lo traen con el jugo de su propia salsa y patatas de churrería; también pedimos las costillas de cerdo ahumadas con salsa BBQ Jack Daniels que estaban ricas (pero no tanto como el pollo) con acompañamiento de los tomates asados ricos y la patata asada de feria que es una patata rellena de quesos varios. También ofrecen 3 tipos de BRUNCH. En el lado opuesto está la cervecería que es también muy chula y cuenta con más de veinte tipos diferentes de cervezas como Bastarda, su IPA artesanal. En esta zona puedes picar de forma informal cosas como nachos con guacamole, mejillones con patatas de churrería o un wrap de pollo al carbón. Y una programación de conciertos, actuaciones y exposiciones que la convierten en el lugar perfecto para organizar eventos informales. En definitiva que es un sitio recomendable para jóvenes que quieran celebrar algo en un ambiente chulo y diferente. Puntúo por separado porque no esperaba gran cosa de la comida, y quise visitarlo por su arquitectura y el concepto hostel. San Mateo, 3.

Comida 5/10
Ambiente 7/10
Servicio 7.5/10

https://grupolamusa.com/restaurante-limbo/  -Imagen relacionada-

VIDEO